El colegio Ibaiondo, un ejemplo para todos

En nuestras pesquisas hemos encontrado otro colegio con un problema de campos electromagnéticos: el colegio Ibaiondo que tenía una antena de telefonía móvil a 30 metros de la ikastola. Con mucho esfuerzo, los padres del AMPA montaron una comisión hacer frente al problema que constituía para la salud de los niños la multitud de antenas de telefonía que operaban desde el cercano Gran Hotel Lakua –más de las permitidas legalmente-, y constituyeron la Plataforma Ibaiondo 0.1 con el objetivo de reducir el campo electromagnético en el colegio.

Ibaiondo 0.1 ha conseguido que la radiación que afectaba a profesores y niños del centro, y que superaba 30 veces lo aconsejable, se redujera a  0,1 microwatios por centímetro cuadrado, que es lo que el Parlamento Europeo recomienda en cuestión de campos electromagnéticos según la Resolución 1815/2011. Ellos tuvieron que medir para conocer la magnitud de los campos electromagnéticos igual que tiene que hacer el colegio El Porvenir, el nuestro,  según nos ha anunciado en una carta el director, el 14 de mayo de este año, acuciado por peticiones ajenas al centro. La razón es que al lado, justo al lado , tenemos la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos de Madrid que da servicio a la línea 1.

Los padres que se movilizaron en la comisión del AMPA de Ibaiondo pidieron al ayuntamiento la colocación de un medidor constante en el centro para saber con exactitud la radiación que diariamente estaban recibiendo. Si no lo hubieran hecho, la administración no hubiera tomado la iniciativa de conocer la magnitud de las radiaciones que estaban afectando al colegio porque aún en España las antenas de telefonía móvil se colocan sin importar la distancia que media con instalaciones sensibles como colegios y hospitales y sin fijar un nivel máximo de emisión de campos electromagnéticos, como sucedió en el colegio Ibaiondo donde igual dio ocho que ochenta.

ibaiondo-01

La plataforma Ibaiondo 0.1 ha dado la tabarra, ha comparecido en comisiones del ayuntamiento y del parlamento vasco, se ha reunido con grupos políticos y cargos públicos, ha convocado protestas y huelgas  y ha logrado que la gran mayoría de la comunidad educativa se sensibilizara con este problema. Todos a una, como sólo pueden ser estar cosas, porque hay mucho desconocimiento entre profesores y padres sobre los efectos de los campos electromagnéticos.

Las evidencias científicas recientes y las recomendaciones internacionales -que en los últimos años se han ido endureciendo por la severidad del asunto- tienen que lidiar contra la voz que impera que es la de que “no hay consenso sobe los efectos” o que “hay opiniones contradictorias”. Esto es lo que estamos viendo al contactar con gente que sí es entendida. Además sigue sin reconocerse la enfermedad de Electrohipersensibilidad, una enfermedad que está dejando muchas víctimas por el camino, personas cuya salud ha empeorado al verse expuestos año tras año cada vez más a diversos electromagnéticos que siguen sin limitarse y en aumento.

El esfuerzo del e centro Ibaiondo, y su inconformismo, les ha servido para reducir la radiación que recibían a 0,1 microwatios -o µW/cm² – o lo que es lo mismo, 0,6 voltios por metro . Pero esta medida  se considera el límite, no la medida  ideal, porque lo ideal sería por debajo de esto, o sea, 0,0XX microvatios.  Con la labor hecha por la plataforma Ibaiondo 0.1 durante dos años, el Parlamento Vasco aprobó además  en el mes de febrero de 2014 una proposición no de ley en la que se insta al gobierno español y al vasco “a legislar en la línea del principio de precaución y 0.1”.

Y como no sólo las antenas de telefonía móvil emiten campos electromagnéticos nocivos, ahora el objetivo de la plataforma Ibaiondo 0.1 –que además está apoyando a otras escuelas que tienen el mismo problema de contaminación electromagnética- es quitar el wifi de las aulas. Y es que, como contamos en otros post de este blog, que hemos incluido en la categoría Zona Wifi,  esta tecnología está contraindicada por la OMS y la UE por intfererir en el normal desarrollo de los niños, y, en general en la salud de todos. El colegio Ibaiondo empezará por cablear las aulas de quinto y sexto para dejar libre de wifi estos espacios ya que el resto del centro ya tiene cable, cuentan en su página. Porque el wifi también emite campos electromagnéticos aunque campe a sus anchas en muchos colegios a sabiendas o no de los centros escolares y padres. Parece que deberíamos saber más de lo que sabemos. Y parece que nos deberían informar más de lo que nos informan desde federaciones de padres de alumnos, ministerios etc… para no vivir en la inopia. Por cierto, nuestro cole, El Porvenir, también tiene wifi en las aulas, para más inri.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s