Cuida tu piel con Sanitas: el wifi y el móvil aceleran el envejecimiento

Hay que ver qué cinismo se cuece en ciertas instancias, por ejemplo, en la Sanidad –pública o privada- que cuida de nosotros si les interesa. Si no, “tómese usted un café con sus amigas y se le quita todo lo que tenga” porque ahora muchos médicos parecen psicoanalistas cuando se disponen a administrar consejos que deberían ser estrictamente médicos.   Muchos, en vez de aplicar doctrina paternalista deberían tener en cuenta que en nuestro mundo cambiante los factores medioambientales influyen en nuestra salud más que nunca y eso está incidiendo nocivamente en el bienestar de todos. Ahora me explico…y aclaro que  mi enojo no obedece a que hoy tenga la regla. Es que odio las mentiras encubiertas.

La newsletter que me ha llegado hoy de Sanitas me ha puesto de muy mala leche. Me la ha reenviado una cuñada, que pertenece a esta aseguradora médica, y la hemos girado entre unas cuantas amigas para partirnos de risa –una risa afilada y lobezna- deseando profundamente que alguien invente una crema facial antiwifi y otra antimóvil pantalla total, a ser posible, porque de wifis, smarthophone y antenas estamos rodeadas. Con muy buen criterio Sanitas recuerda a sus mujeres socias que “la exposición prolongada a redes wifi y smarthphones acelera el envejecimiento”. ¡Ostris! ¿Y eso? ¡Nunca me lo había dicho mi médico! Y nos explica que “la tecnología nos ayuda pero también nos envejece más rápido”. Y es que “una exposición prolongada a redes wifi crea una red a nuestro alrededor que aumenta el estrés oxidativo volviendo nuestra piel más opaca y menos tersa y acelerando el proceso del envejecimiento”. Por eso “la mejor medicina para la piel es el descanso”. ¿Sugieren acaso usar menos estos artilugios? No tanto, que los socios de Sanitas pueden acudir en estampida a sus hospitales y consultas alertados por tan “atrevido consejo” o pretender que en la póliza se recojan los daños en la salud provocados por esta tecnología, algo diferente si hablamos solo de arrugas.

Así que prosiguen aconsejándonos no “utilizar dispositivos y redes dos horas antes de ir a dormir” porque “disminuye los niveles de melatonina en sangre alterando nuestros ritmos circadianos lo que provocará un mal descanso. Dale un respiro a tu piel y si tienes wifi en tu dormitorio, apágalo cuando vayas a dormir”, concluye. Y yo añado, porque se les ha olvidado, que tampoco hay que dormir junto al móvil o al lado de un inalámbrico, ni dejar que los niños jueguen con el smarthphone o meterles las antenas del wifi en las aulas porque ellos también tienen piel, los pobres. Si no, mirad  este reportaje publicado en el suplemento “A tu salud”, del periódico La Razón. Y en este otro de ABC se explica los problemas que puede producir el wifi también en niños por lo que algunos países como Francia lo prohibirá en las guarderías y lo limitará en las escuelas. 

Aunque maquillado, lo que dicen es cierto. Me siento emocionada porque Sanitas cuide de las mujeres más que la Sanidad pública cuida de sus mujeres, sus abuelos y sus niños, los cuales también tienen el wifi en los colegios -hasta en las aulas- sin importar que se nos oxiden ni por dentro ni por fuera, exponiéndoles a un desgaste celular antinatural al evitar tomar cualquier precaución sobre esta tecnología.  Hace unas semanas hablaron de esto en El Escarabajo Verde, el programa de La 2 de TVE, podéis verlo.  Aunque las ondas no se vean ni se huelan, como las AUSONIA, actúan por dentro, como los ACTIVIA. Todos estamos rodeados de ondas electromagnéticas, palabrita tabú que esta newsletter no menciona aunque se refiera claramente a ellas. Se les ha olvidado incluir que la potencia de las antenas de móviles que nos rodean también contribuye a ese “desgaste de la piel”, otro factor a incluir en el mensaje de Sanitas si no diera tan mal rollo, mientras el wifi y el smarthophone lo hemos elegido nosotros, lo otro,  no.

Ha tenido que ser Sanitas, una empresa dispuesta a curarte cuando el Smartphone o el wifi te estropeen, quien nos explique sutilmente y en clave de “consejos de belleza” cómo esta tecnología tiene efectos en la salud. Canto victoria por haber llegado a este punto. Si Sanitas se acerca al tema, aunque sea de esta manera, ahora espero ilusoriamente que en mi ambulatorio cuelguen próximamente un poster informativo alertando sobre los usos correctos que hay que hacer de esta tecnología, las advertencias y sus efectos secundarios -en adultos y niños- igual que hacen con las campañas de vacunación o el cáncer de mama. Lo digo en serio. Háganlo ya. Es necesario. ¿Habrá que esperar una década como a que quiten las antenas a mansalva de la Dehesa de la Villa, nuestro gran parque de Tetuán?

Gracias igualmente a Sanitas por informar veladamente sobre esta cuestión tan seria de la que ninguna autoridad quiere hablar ni siquiera la Sanidad pública. Silencio administrativo se llama esto. Mientras algunas mujeres intenten declarar la guerra a sus arrugas otras googleando este “mensaje comercial” descubrirán que detrás de esto hay más tela. No somos tontas. Debajo os dejo un par de vídeos muy claros y didácticos sobre este tema por si queréis profundizar, algo de lo que también hablo en este post.

sanitas el wifi envejece tu piel

PROBLEMA DEL WIFI EN LAS ESCUELAS:

EXPLICACION DE LOS EFECTOS DEL WIFI EN LOS NIÑOS:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s