Subestación eléctrica: ¿3,2,1…0?

Atención, esto es una cuenta atrás. Tranquilas, no hace falta que levantéis las palmas de las manos como si de un atraco se tratara. Nos referimos a que ya estamos en junio y en tres semanas, el curso acaba. Los niños se quedan libres. Nosotras, no. Tres dos, uno, cero…. ¡empiezan las vacaciones! Pero a dos pasos de fin de curso, aún no sabemos qué va a pasar con la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos que tenemos al lado del colegio El Porvenir, en Bravo Murillo (Chamberí). Hay demasiados interrogantes abiertos.  Cosas que chirrían. Imprecisiones.

Para empezar, vamos a centrar el escenario. El colegio El Porvenir, fundado hace más de un siglo, sufrió a principios del siglo XX la expropiación de parte de sus terrenos por el gobierno municipal. En ellos se construyó entre 1919 y1924 la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos para dar servicio a la Línea 1 –la primera de Madrid- y las cocheras y talleres metropolitanos, instalaciones hoy día en activo y objeto del Plan General de Ordenación Urbana , en el ámbito del Área de Planeamiento Remitido (APR) 07.02: “Cocheras Metro Cuatro Caminos”.

Este Plan Estratégico Inmobiliario de Metro, que le permitirá ingresar 120 millones de euros para sanear sus cuentas desamortizando su mayores solares (Cuatro Caminos, Ventas, Pacífico y plaza de Castilla), prevé en Cuatro Caminos crear zonas verdes, edificios administrativos, residenciales y terciarios y contempla también el soterramiento de todas las instalaciones de Metro de esta zona (37.714 metros cuadrados). La Consejería de Transportes espera finalizar la operación en 2017, aunque todo el plan depende de la disponibilidad de capital privado, leemos en la prensa,  ya que “los inversores privados se encargarán de aportar el capital, de realizar el soterramiento y de construir los equipamientos”, según el diario 20 minutos.

Entre los soterramientos se incluye la subestación eléctrica que hay junto al colegio El Porvenir, aunque el proyecto no detalla ni cómo se ejecutará el soterramiento, ni cuándo, ni dónde se ubicará la instalación: ¿justo debajo de donde está ahora la subestación? ¿más lejos? ¿a cuántos metros?….

Desde que el proyecto fue engendrado hace unos años, las alegaciones presentadas –las últimas a finales de 2013-, y que han derivado en sus sucesivas modificaciones, han tenido que ver en su mayoría con la altura y edificabilidad de los edificios previstos, la extensión y conexiones entre las zonas verdes diseñadas y usos terciarios de los terrenos. Una alegación al proyecto la presentó en 2011 el Patronato de la Fundación Federico Fliedner–que dirige el colegio El Porvenir-  “para dejar exenta nuestra parcela, sin edificios adosados a nuestra linde y con acceso directo a la zona verde” tal y como reconoce la nota informativa remitida por el colegio a los padres el pasado 14 de mayo de 2014. Esta fundación que, en nombre del director de El Porvenir, dice estar “siguiendo este tema desde hace años en defensa de los derechos y los interesas de la comunidad escolar y del propio colegio” también pidió que se preservara la buena visibilidad de su torre desde la distancia, para impedir que cualquier nueva construcción la ocultara.

Pero la misma Fundación Federico Fliedner no ha llegado nunca a presentar alegaciones sobre algo realmente importante para la defensa  de los derechos y los interesas de la comunidad escolar como es el ALEJAMIENTO DE LA SUBESTACIÓN ELÉCTRICA O SU DESMANTELAMIENTO. Eso, consideramos, sí sería realmente velar por la “defensa de los derechos y los interesas de la comunidad escolar” porque es un tema mucho más serio que el anterior.

Pero salta a la vista que la dirección del colegio no tenía la misma visión del caso cuando decidieron construir un nuevo aulario en 2013 -con el dinero recibido por la indemnización de los terrenos expropiados- a menos de 10 metros de la subestación eléctrica algo que no tiene sentido a fecha de hoy, con todos los estudios sobre esto y los riesgos que sabemos que existen y que documentamos en este otro post de nuestros blog. Sí ha pedido su alejamiento o desmantelamiento el PSOE de Chamberí en el pleno de mayo – no en las alegaciones al proyecto como ningún otro grupo político municipal-  y sí lo han pedido algunos vecinos en las alegaciones al proyecto de reordenación.

Pero, que quede claro, no lo hizo el colegio ni la fundación, algo que, como padres, no entendemos cuando, como dicen, ellos llevan “siguiendo este tema desde hace años”. Si  la dirección del colegio El Porvenir o el AMPA nos hubieran informado de los planes urbanísticos para las cocheras del metro de Cuatro Caminos, quizás muchos, muchos, muchos padres más hubiéramos podido alegar también al proyecto para que subestación y colegio no permanecieran juntos.

panorámica cocheras metro cuatro caminos desde la calle Reina Victoria

Panorámica de las cocheras del Metro de Cuatro Caminos, desde la calle Reina Victoria, donde se emplaza el colegio El Porvenir, en la calle Bravo Murillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s