¡Planes navideños con los niños desde ya!

En estos días de cuenta atrás hacia el frenesí navideño, las actividades infantiles vuelven a aflorar. Para intentar matar el tiempo con los chiquillos a golpe de diversión, este fin de semana tenemos planes nuevos. Ya no pararán hasta que termine la navidad.

Finde científico y Wikimaratón

Estrena nueva ubicación, desde el 12 de diciembre, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología MUNCYT justo en la misma sede donde estaba  el Caixa Forum de Alcobendas (C/ Pintor Velázquez, 5, Alcobendas, Madrid).  Para celebrar la reapaertura,  el 13 y 14 de diciembre tienen programado un Wikimaratón de Inventores, Científicos y Tecnólogos Españoles que se  se celebrará simultáneamente en otros 6 museos españoles, entre ellos, el Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Los participantes en la WikiMaratón, con la ayuda de los voluntarios de Wikimedia España,  podrán conocer  en talleres participativos qué es Wikipedia, cómo se edita en ella y trabajarán para mejorar los artículos sobre científicos e innovadores españoles gracias a la bibliografía recopilada por los museos participantes. Esta actualización es muy importante ya que el 21,7% de los internautas españoles consulta información científica en Wikipedia. Para participar en los talleres se requiere inscripción previa en esta web de Wikipedia.

 wikimaraton

¡Al mercadillo de Aladina!

El  #MercadilloAladina  la va a montar a lo grande este fin de semana en la sede del Colegio de Arquitectos, en la calle Hortaleza, 63 de Madrid. Entre los varios puestos del mercadillo  donde podremos hacer nuestras compras navideñas en familia habrá ropa y complementos de Closket, tienda on line con marcas como Zara, Carolina Herrera o Tous entre sus habituales. Su venta benéfica  la donará a la Fundación Aladina. Además, sesiones de reiki, puestos de manicura, conciertos, rifa, bar

Y, por supuesto habrá talleres infantiles los días 13 y 14 de diciembre de 11:00 a 20:00 horas. Uno de ellos lo imparten los arquitectos de Chiquitectos (siempre con buenas ideas), para niños de 4 a 12 años, creando estructuras con el  juego y la geometría basándose en las formas que nos da la naturaleza, algo que supo muy bien interpretar el genial Antonio Gaudí. Todos los talleres son gratuitos pero se donarán 2 euros para acceder a la zona infantil de actividades.

Estructuras naturales en taller de Chiquitectos

  • EL SÁBADO de forma ininterrumpida habrá Talleres de manualidades navideñas con materiales eco de  BABY DELI
  • De 12:00 a 13.30 y de 17.30 a 18 h. Diseña la luz de tus deseos por MUAKBAB
  •  EL DOMINDO, de nuevo, Talleres de manualidades navideñas con materiales eco de  BABY DELI
  • De 11.30 a 13:00 h. Decora con washi tape por  LITTLE HANNAH
  • De 17:00 a 1:009 h. Estructuras Naturales por CHIQUITECTOS
  • 17:00 h. Función de magia

talleres navideños en el mercadillo solidario Aladina

La Fundación Aladina es una ONG  creada en 2005 con el objetivo de ayudar a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias, proporcionándoles apoyo integral: material, psicológico y emocional dando especial importancia a las actividades lúdicas, motor del bienestar de cualquier niño. A través de ellas, aprenden a adaptarse a su situación y a su enfermedad sin perder la alegría.  El trabajo de la Fundación Aladina se realiza principalmente en el Hospital Universitario Infantíl Niño Jesús y en el Hospital Universitario Gregorio Marañón en Madrid. También trabaja con el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Universitario de Getafe y otros centros de toda España.

Mercadillo solidario en nuestro colegio

Por supuesto, a los padres del colegio El Porvenir (C/Bravo Murillo, 85, Madrid), y a los padres vecinos, les recordamos que también nuestro cole tendrá su propio mercadillo solidario, un habitual en todas las navidades. Será el lunes 15 de diciembre de 16:00 a 18:00 y los artículos en venta estarán hechos por los alumnos.

Talleres y Storytelling navideño

Baby Deli, colaboradora del mercadillo solidario Aladina, es una tienda con pedigrí que está en la C/Alcalá 91, esquina con Velázquez, en Madrid. Este mes abrirá todos los domingos de 11:00 a 19:00 horas. Este multiespacio -donde tienen especial acogida los bebés- es también una multitienda -con especial orientación hacia la alimentación infantil ecológica, la cosmética saludable y juguetes-  y realiza también talleres los sábados para niños más mayores, hasta los 8 años, de cocina, decoración de cerámica, escultura, creaciones con pintura y reciclaje. En total, 5 talleres cada sábado de diciembre (13, 20, 27) y el 3 de enero de 2015. Duran una hora, desde las 11:30 horas, y el último es de 19:00 horas a 20:00.

También del 22 al 4 de enero, cuando los niños están de vacaciones, tienen programadas otras actividades de lunes a viernes como Adornilancia, Crea tus regalos, Villancicos y cuentos navideños, Ecotaller, Títeres y Marionetas, Cocina, o Aromas y Perfumes.

Storytelling en inglés

Pero nos llaman la atención las dos citas de storytelling en inglés que Baby Deli organizará los sábados 20 y 27 de diciembre para niños de 4 a 8 años.. El requisito para asistir a la primera es hacerlo en pijama, la indumentaria adecuada para tomar chocolate caliente, galletas y hacer un tren de Navidad después de ver la divertida película “The Polar Express”. El 27 será el sábado de los “Christmas Storytelling”, cuentos navideños, tarjetas de navidad y carta a los Reyes Magos en una tarde de decoración mágica y navideña. La entrada al primer evento cuesta 17 € y 16 € el segundo. ¡Pasadlo bien!

¿No interesa al AMPA la subestación que tenemos pegada?

Tenemos noticias frescas sobre la subestación eléctrica de metro de Cuatro Caminos que tenemos pegada al colegio El Porvenir en Madrid. A unas semanas de que el director nos mandara en mayo una carta a los padres anunciando que iniciaría de inmediato mediciones en el área para saber el  impacto medioambiental  de esta instalación eléctrica en la salud de los niños -con motivo de que el PSOE repartiera unas octavillas en la puerta del colegio informándonos de su iniciativa de pedir su desmantelamiento por su falta de ideoneidad-  sabemos que AÚN EL COLEGIO NO NOS HA INFORMADO DE NADA Y TAMPOCO EL AMPA.

Veremos si en estos días, nos comunican algo sobre las mediciones. Pero mala pinta. El cole se acaba. Nos queda solo una semana. Así que lo vemos así de claro: o nos mandan una cartita de dirección diciendo que aquí no pasa nada y así, a última hora nadie reclama ni pide explicaciones, o se deja para el curso siguiente, ya con los niños matriculaditos y los padres recién vueltos de vacaciones y la cabeza en otra cosa. Olé.

Creemos que tiempo ha habido para informar del curso de las cosas y ocasiones también, así que vamos a quejarnos un poquito. El AMPA del colegio El Porvenir lo ha tenido a tiro de piedra ya que no hace mucho mandó a sus socios una circular a modo de acta de la última reunión mantenida con la dirección del colegio , según nuestra red de madres informadoras –je, je, ya quisiéramos-. Acabamos de saber su contenido y al ver que no se hablaba ni una palabra de la subestación -como si no existiera y como si los padres no necesitáramos saber-  nos preguntamos ¿por qué no se habló de la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos que tenemos pegada?  ¿No les interesa a los padres o no le interesa al AMPA? ¿No abordó este tema con la dirección del colegio o no lo ha querido recoger?

Imagen

Esta es la zona de juegos que está frente a la entrada al nuevo edificio del colegio El Porvenir la cual está junto a la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos que no aparece en la foto. En esta zona y también en la siguiente, donde está el edificio central del colegio, es donde van a hacerse las mediciones.

Y eso nos desconcierta porque creemos que la subestación habría tenido que ser un TEMA CLAVE ya que entre nosotros los padres hablamos de él. Y si hablaron pero decidieron no meterlo en el acta, ¿sería para evitar justamente que los padres removiéramos el tema o manifestáramos más interés por al extrema cercanía de la subestación y las mediciones que tenemos que hacer?  ¿O el AMPA sí lo trató pero el colegio le pidió que no lo incluyera en el acta? Aunque también hemos pensado: ¿aquí el AMPA solo está para los festejos?

Como a las reuniones no van los socios, solo “la cúpula”, lo único que trasmitieron en el acta fueron estos temas que mencionaremos ahora, temas algunos más importantes, pero ninguno más que la subestación eléctrica de metro. El AMPA de El Porvenir sí propuso al colegio que había que comunicar a los padres las faltas de los niños a clase. Estamos de acuerdo. Además,  que los niños de tercero y cuarto de primaria no salgan solos del recinto del colegio. Esto también lo secundamos. Otra propuesta fue  que haya un parking para bicis, que vuelvan a poner el baúl de la ropa extraviada,  logopeda en el colegio y que los profesores evalúen el tipo de castigos que aplican a los niños para que vayan acorde a la educación en inteligencia emocional que fomenta el colegio. Sobre esto último parece que los castigos podrían refinarse más. A nosotras como los niños no nos han salido peleones, ni faltones, ni  problemáticos… pues no sabemos a qué castigos se refieren aunque alguna vez sí les han quitado los cromos en el patio. Pero esto no nos ha dado ningún dolor de cabeza, faltaría más.  Lo que deseamos es quitarnos la duda de esta dichosa subestación con noticias fiables y claras.

Mercado de San Ildefonso: Malasaña inaugura su Street Market

Vamos a empezar por el final, o sea, por  el veredicto: NOS HA GUSTADO. El nuevo Mercado de San Ildefonso  de estética años 20, productos 100% españoles, ninguna franquicia pero sí algunos establecimientos ya con marca, camareros ataviados con la gorra castiza –genial-, 18 puestos “monoproducto”, 2 terrazas y una barra de show cooking y cocktails que ayer domingo  8 de junio fue inaugurado nos ha motivado  para volver aunque, algunos precios, como la bebida, nos parecieron un poquitín caros. Más asequible, el tapeo de sus variados puestos con una oferta muy acertada y surtida. Pasen y vean porque hay para todos.

En la esquina de la calle Fuencarral con Santa Bárbara, este nuevo mercado luminoso y de aire romántico no es una réplica del original creado en  1835. Sí una inspiración del que estuvo funcionando hasta 1970 y que fue el primer mercado cubierto de Madrid. De agradecer que, según entráramos, no encontráramos una franquicia. No por nada, hay alguna como Hamburguesa Nostra que nos encanta- sino porque en la variedad está el gusto. También que los productos fueran todos españoles algo que echamos de menos en el Mercado de San Miguel, más ecléctico.

Los coquetos puestos, de un par de metros de ancho cada uno, no son para acodarse cual barra de bar. Son para pedir y llevarse “la captura” a las mesas comunes que ocupan el centro de la sala de la primera planta, muy de tendencia. Vimos un puesto de marisco (con sus bogavantes, sus nécoras…), otro de gambas a la plancha servidas en cartucho, uno de ensaladas, otro de huevos servidos en diferentes preparaciones como los huevos rotos con chistorra, otro de croquetas (para freir en el momento ¡bien!),  uno de brochetas de carnes y pescados,  otro de conservas y ahumados, jamón ibérico de Arturo Sánchez, crepes y capuchino…  Y arriba, la barra más cañalla, la de los cócteles y las demostraciones culinarias.

Probamos el puesto de Gancho y Directo (con un local en el Zoco de Pozuelo) y sus nuguets de pollo (5 euros/ 8 piezas) muy ricos, auténticamente de ave y bien empanados, donde también vendían aros de cebolla  y hamburguesas, todo hecho al momento y “para llevar”, take away, si así quieres, ya que te los sirven en un cubilete. Si prefieres comerlos allí, arriba hay sitio.  También probamos las ricas focaccine de queso Masdam (4,50) de Poncelet en su “Cheese Tavern”, en el hall de la entrada, y sus brochetas de queso con uvas (3,50€). Su puesto entra por los ojos. Mirad abajo la foto. Y, para terminar, el ala “operación bikini” nos decantamos también por  unos chupitos de gazpacho de remolacha con un toque de queso y pan que nos encantaron por su finura. Y con todo el equipaje –vinos, cervezas y zumo para los niños- nos fuimos a la terraza seguros de que no volveremos a encontrar allí sitio en todo el verano. Genial otro espacio chic en Madrid aunque no esté en Tetuán ni en Chamberí. Pero sí a un paso.

Mercado de San Ildefonso

Calle Fuencarral,  57. Madrid

Horario: 10:00 a 2:00 de la madrugada

Imagen

Puesto de Poncelet, la enseña quesera de Chamberí, en el Mercado de San Ildefonso, en el barrio de Malasaña

Imagen

Un gran neón anuncia el carácter de Street Market de este mercado callejero de 3 pisos, grandes ventanales y dos terrazas

sala de Mercado San Ildefonso

Zona común donde degustar los productos de sus 18 puestos especializados cada uno en un producto

De terrazas por la calle General Álvarez de Castro, en Chamberí

Es muy de barrio, flanqueada de árboles y de bares con terraza. Ideal. A unos pasos de la popular plaza de Olavide, la calle General Álvarez de Castro –en Chamberí- nos parece perfecta para tapear a la intemperie no solo por la buena oferta sino porque para nuestro ojo crítico de madres consideramos que su ancha acera nos hace sentirnos tranquilas cuando quedamos con los niños y pueden echarse unas carreras mientras nos tomamos unas cervezas.

Estos son los bares con terraza que nos gustan, los de nuestra rutina. Pero hay otros cuantos, uno tras otro, en ambas aceras, y no censuramos ninguno. Cada uno que haga su prueba.

Taberna La Mina es una de esas llamadas neotabernas, palabra que a mí me suena a disfraz, porque no veo nada de malo en considerarse una taberna a secas. No es mejor taberna la más nueva. Hemos conocido las dos versiones de La Mina, la vieja y esta, y las dos nos han gustado y ambas tenían su encanto. La actual está renovada con gusto, con ladrillo visto, y la atiende con esmero un ejército de jóvenes camareros. Tan cuidada y coqueta y el hecho de tener terraza la hace apetecible y, como todas las de la calle, apta para todos los públicos. Sus raciones famosas de gambas pueden mejorarse pero sirven para darse un caprichín.

Casa Camu nos rindió a sus pies desde que anunció sus talleres gratuitos para niños (de 3 a 11 años) y su lema: “Disfruta del aperitivo con nosotros mientras tus hijos se divierten”. ¿Mejor plan que éste? Y lo hicimos en familia una mañana de domingo. Luego hemos repetido, en pareja, en otras ocasiones, y entre “la de Ávila y Burgos” cuando vamos de madres con la tropa. Ideal para la cervecita y algo de comer y hasta menú infantil si quieres. Nos gustan sus sartenes: con setas y taquitos de jamón, con jamón serrano y pimientos verdes. Hay varias a elegir: con un huevo o con dos, si es más pequeña. También tienen tablas, falutas (bocadillos) croquetas y ensaladas. Ideal, y, por la noche, con ambiente.

Cilantro Gastrobar tiene hamburguesas muy ricas.  Y esto que lo contamos como si fuera fundamental para nosotras, lo es realmente para nuestros retoños que pueden pedírselas de buena carne -en vez de carne de picadillo de origen desconocido- como la clásica de lomo de buey, o una de pollo cajín. A nosotras nos va la de carne con pesto rojo. Ya puestos, todos ¿no? Por cierto también tienen bolitas de morcilla y carpaccio de bacalao, que nos delita. Por la noche, si os animáis su oferta fuerte son los gin&tonic de distintas marcas como Citadelle o Gvine, muy ricas, sí, aunque ahí es cuando yo suelo preferir un vino.

Imagen

Las ensaladas pueden crujir

 Mi trabajo me ha costado pero ahora en casa no podemos pasar sin ensalada. Sí, soy la envidia de la huerta, de mis amigas madres que ven cómo en cuanto una rodaja de tomate asoma por la puerta de la cocina, los niños tuercen el gesto con cara de asco. Los míos ponían las manos en aspa delante de su cara para esconderse de la lechuga con aceitunas que ponía en el centro de la mesa. El poder de las verduras es torturador para algunos angelitos. Por eso un día de primavera decidí cambiar las cosas y cocinar otro tipo de ensaladas que también han conquistado el paladar de nosotros, los adultos, ya que yo era de las de lechuga, tomate, cebolla y aceitunas y, cuando se me iba la cabeza, añadía atún, zanahoria, espinacas o pasas.

En primer lugar he descubierto que las ensaladas pueden saber a fresa. La misma idea sirve para las manzanas. Bien porque las tenga frescas en trocitos o deshidratas –uhmmm- o porque las sazones con un aliño con este sabor, más o menos avinagrado o más o menos dulzón. La fresa y la manzana quedan bonita en el plato, les resultan familiares y se ganan el olfato así que, anímaos a buscar un aliño de su gusto sin rechazar un aceite de oliva suave como el de sésamo. A los míos, los fuertes, les espantan pero ya sabemos que el de oliva virgen extra es el mejor.

También he descubierto que las ensaladas pueden crujir. Para mí ése ha sido un punto a favor. Tanta hoja blandita no divierte. Pero unos frutos secos, pipas, nueces, kikos, entretienen y animan la ensaladas. Cuando esto les capta la atención, ya puedes añadir más hierbajos y otros toques crujientes como trocitos de pan, jamón o beicon churruscado, por ejemplo. Aunque la ensalada para ser perfecta y digestiva debe tener hidratos de carbono complejos (arroz, legumbres, pan, patatas o pasta) que prolongan la sensación de saciedad y también debe tener proteínas (pescado, carne o huevos), yo ciertos ingredientes me los salto. Ya los añadiremos en la fase posterior, cuando no hagan ascos a las ensaladas. Si quieres poner huevos y se resisten a ellos, añadidlos de codorniz cocidos y enteros. Da gusto verlos y la yema, otro freno para que los coman, no se ve. Todo lo baby les gusta con locura: minimazorcas, micalabacines… Busca que  por cuestión de fruterías no nos podemos quejar. Solo en el mercado Maravillas, en Tetuán, hay casi 80.

Tampoco es que haya que ponerse en plan Master Chef. Podemos echar mano de las conservas de verduras y pescado que nos facilitan la vida. En mercados como el de Chamberí las venden en los mismos puestos de frutas y verduras. Puedes encontrar unos buenos espárragos, como los de LC La Catedral de Navarra o unas buenas sardinillas, como Paco Lafuente, junto a los pimientos, la escarola y las cebollas en sus estupendos puestos, de gran calidad.

Y es que lo de 5 al día, no solo es para las frutas, también para las verduras. Por eso hay que ponerlas en el plato todo lo que podamos porque tienen calcio, vitaminas C, A, ácido fólico, antioxidantes, betacarotenos… estupendo para toda la familia. Y  cuando crezcan y se acostumbren más a sabores potentes, ya podremos desmelenarnos poniendo pimienta, vinagretas, wasabi, mostaza, aceite de trufa, parmesano… Mientras, la fantasía, a su nivel, sin olvidar a nuestras ensaladas más tradicionales también como la escalibada (berenjena, pimiento rojo o cebolla al horno y en tiras), y la pipirrana (tomates, pimiento verde y rojo, aceitunas, pepino, ajo, cebolla y pan). Estas también se hacen querer.

Ensalada de frambuesa y queso

Esta es una ensalada de frambuesa de lovemysalad.com. Allí podréis encontrar la receta

Mama Campo, una tienda eco en la plaza de Olavide

Ya conocíamos La cocinita de Chamberí y sus talleres de cocina para “gente pequeña” pero al  pasar por la plaza de Olavide con los niños y ver el vistosos local de Mama Campo dijimos: “¡oh, qué bonito!” y, como si estuviéramos traicionando a La Cocinita, donde hemos comprado algunos productos eco en la calle Trafalgar, nos metimos dentro de esta nueva tienda chamberilera sin saber que pertenece a los mismos dueños.

Cuando nos dijeron que Mamá Campo y La Cocinita de Chamberí se entendían, surgió también el amor de nuestros ojos hacia el nuevo establecimiento. Y es que si La Cocinita elige bien sus productos, Mama debía de hacer lo mismo, pensamos. Vale, pero, al grano: ¿se puede hacer la compra allí, preguntaréis? Se puede. Tiene precios contenidos tratándose de productos ecológicos certificados y nacionales, donde el agricultor tiene nombre y apellido. Ángel o Paquita se llaman los de las verduras y hortalizas, Mikel es el responsable de unos huevos preciosos y ricos que hemos podido probar, los quesos son de Patxi o el pan de Javier Marca (de la panadería Panic, en Madrid). Y es que, como ellos dicen, su despensa tiene nombre: el de sus proveedores que llevan directamente el producto a Mama Campo. En este colmado hay de todo lo que da la huerta y la granja, como unos ricos yogures que en nada se parecen a los Danone, por Dios, porque es que hasta de los sabores auténticos nos hemos olvidado. Por eso La Cocinita de Chamberí fomenta sus talleres para niños, para que desde la cuna el niño no es que se haga gourmet sino que aprenda a conocer los productos y a comer rico y sano.

Mama Campo es tienda ecológica, como decíamos, pero también restaurante, un restaurante muy bien decorado, de esos para coger ideas y llevártelas a casa y redecorar tu hogar.  Guisos, desayunos, meriendas, ensaladas… Habrá que probar algunos de los  veinte platos de la carta de la que las mamás que suscriben nos pedimos con el corazón los buñuelos de bacalao y los niños, huevos con jamón y nido de patatas, para no complicar la cosa. ¡Qué felicidad, otra tienda ecológica donde comprar!

tienda ecológica mama campo

Frutas, verduras, huevos, lácteos, pan y conservas en la tienda ecológica Mama Campo, en Chamberí

Mama Campo: Calle Trafalgar, 22, Madrid

Vamos a ir explicando algunas cosas

Como, comentamos, hemos estado preguntando, leyendo e investigando sobre el tema que nos preocupa: la subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos que está pegadita al nuevo aulario del colegio de los niños, El Porvenir, en Madrid. El tema no es para menos. Ahora tenemos un empacho de información pero ha sido imprescindible para saber de qué va esto antes de que el colegio nos diga que aquí no pasa nada y asunto zanjado. Queremos tener nuestra propia información, así que la de Ávila y la de Burgos hemos vuelto al rotulador fluorescente para resaltar algunas cosas sobre el papel y poder ordenar las ideas.

Una es que los colegios son lugares sensibles para la contaminación electromagnética, sí o sí, sin lugar a dudas, si estos centros están expuestos a campos electromagnéticos como pueden ser los de baja frecuencia –subestaciones eléctricas- o de alta frecuencia –antenas de telefonía móvil, aunque hay más-. ¿Por qué son lugares sensibles? Porque hay niños, los niños tienen un sistema inmunológico aún inmaduro, en formación, y además la OMS considera los campos electromagnéticos como posiblemente cancerígenos, por lo que se recomienda ante todo el principio de precaución, que parece que se saltan  a la torera las eléctricas, aunque también por las teleoperadoras de telefonía móvil, y de esto creo que a ninguno nos cabe duda. Por eso, la Comisión de Medio Ambiente reconoció en 2009 los riesgos de vivir o trabajar cerca de líneas de alta tensión y de subestaciones eléctricas que están asociados a un incremento del riesgo de padecer leucemia infantil.

Afortunadamente en la hemeroteca queda constancia de que los tribunales empiezan a considerar los efectos nocivos de las radiaciones electromagnéticas y va soltando algunas condenas. Como una condena impuesta a Iberdrola por el Tribunal Supremo por la contaminación electromagnética de un transformador en Murcia o la Audiencia Provincial de Castellón que obligó a la retirar un transformador en Burriana al considerar que existía indicio significativo de que el nivel de exposición en las viviendas era un factor de riesgo. Que unos ganen, no significa que la lucha sea fácil y rápida pero anima por si las cosas se ponen feas.

Mirando la ley española este par de madres de uñas mordisqueadas por el cansancio y la tentación de empezar a darle a la tableta de chocolate,  hemos tenido un bajón, una decepción. Y es que en nuestra legislación existe un desamparo legal que, según los expertos, está  lesionando el derecho a la salud recogido en el art.43 de la Constitución porque no protege a los ciudadanos de los campos electromagnéticos. En España, la legislación aplicable que es el Decreto 1066/2001, única norma española por la que se establecen unos límites de exposición de los ciudadanos a campos electromagnéticos, está desfasada. Sólo es ilegal a partir de los 100.000 microvatios por metro cuadrado mientras la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es de 0,1 microvatios por centímetro cuadrado o, lo que es lo mismo, 100 microvatios por metro cuadrado. Además, en ella no se definen los límites de exposición residencial a los CEM (campos electromagnéticos) de extremada baja frecuencia a los que cotidianamente estamos expuestos aunque diversos estudios recomiendan una zona de seguridad de radio de 1 metro por kilovoltio. Entre el colegio El Porvenir y la subestación eléctrica de metro de Cuatro Caminos no hay más de 7 metros de distancia. Así que ¿cuántos kilovoltios pasan por ella?  Esos kilovoltios necesarios para hacerla funcionar no deben ser pocos por lo que no parece que la distancia de seguridad sea la correcta.

Así que nos preguntamos: ¿significa esto que si la potencia que pasa por la subestación del metro de Cuatro Caminos se ajusta a esa ley, Iberdrola – quien da electricidad a la subestación- le dará el visto bueno y basta, aun superando el límite aconsejado por organismos como el Parlamento Europeo? ¿De qué nos sirve a los padres que nos digan que las inspecciones están ok, que han superado la prueba, si realmente la legislación no toma en cuenta los nuevos estudios y criterios actualizados? Si una ley es obsoleta,  injusta e interesada, como ésta, y si un colegio no se preocupa por seguir el principio de precaución de no alejarse debidamente de los campos electromagnéticos, los padres y madres no tenemos por qué permitir que los niños estén en medio. Los padres debemos pedir que este principio de precaución se cumpla.

Imagen

Tiendas Tiger, para un roto y un descosido

La de la calle Orense, es una de las tiendas Tiger que más me pierden y eso que cuando conocí la de la calle Fuencarral prometí no volver jamás. Sentí la misma claustrofobia que en Ikea, obligada a hacer el circuito entero si quería salir de allí. No vi mucha diferencia con los todo a 100 de los chinos aunque sí me pareció más ordenadita que estos bazares normalmente caóticos.

A día de hoy, tengo que admitir que Tiger me motiva a hacer una visita cada semana  o dos porque tiene para un roto y un descosido. Allí he comprado cosas maravillosas como su vainilla de Jamaica: mí  gran hallazgo. Cuando me dijo la dependienta que no siempre reponían, me hice un pequeño alijo.  También un  taburete plegable por 4 euros que está dando mucho juego en casa:  para que el menor de los niños llegue a sus estantes  y para que la abuela llegue a los armarios altos. ¡Ah! Y el espejo de doble cara por 4 euros: una ganga, con lo caros que suelen ser. Además siempre hay bandejas y botes para la cocina bonitos, papel precioso para manualidades, agendas, artículos de escritorio originales como portacelos de figuras de animales, o varias piezas de cristal como la coquetas bandejas para los cupcakes y las tartas de pisos.

Estoy esperando a ver si sacan a la venta un cubo para la ropa sucia que me guste porque seguro que estará muy bien de precio y de diseño.  Son daneses y esto se nota, así que, otra diferencia con los chinos. No me atraen cosas como el maquillaje porque me pregunto de qué estará hecho, ni algunos artilugios inútiles para niños como el barco balón (una especie de tabla de madera con un globo medio hinchado en un extremo y, en otro, una banderita) a 3 euros la bromita o un futbolín enano de mesa con el que nadie en la familia jugará jamás, o la pajita con varias boquillas para niños friquis. Pero me quedo con casi todo el resto. Aquí abajo, algunas cosas de las que podéis encontrar en los varios establecimientos que tiene en la capital.

Tiendas Tigerwww.tiger-stores.es

1002809_picture_6388_1

tienda tiger calle Orense Tetuán  

72956_picture_3076_1 1002017_picture_6324_1

Al cole de los niños le ha salido una subestación eléctrica

Estamos como estamos: sorprendidas e intrigadas. El año pasado cuando construían un nuevo aulario junto al colegio de los niños, El Porvenir, en la calle Bravo Murillo, mirábamos las obras diciendo: ya viene, ya viene, ya lo van a parir por fin con un polideportivo como Dios manda, grande y cubierto donde los niños puedan hacer a gusto gimnasia en un espacio más grande. Pensábamos que el nuevo edificio venía solo pero no; le ha salido este año un gemelo, otro edificio pegadito a menos de una decena de metros que encima es una subestación eléctrica, la del metro de Cuatro Caminos de la línea 1.

No la acaban de poner porque lleva desde los años 30, cuando construyeron la línea 1 del Metro de Madrid. Pero oye, ahí estaba ella, con las paredes viejas, medio oculta por los árboles, sin hacer ni mu, así que nosotros los padres ni reparábamos en ella a penas pensando que lo que allí había eran solo las cocheras del Metro. Quizá la publicidad esa de “Metro de Madrid, vuela” subliminalmente ha tenido su efecto y, volando, volando, la subestación del Metro se nos escapó de toda consideración. Recuerdo que alguna vez algún padre preguntó en estos años: ¿pero esto funciona? Pero nadie lo sabía y eso que, tampoco había otra cerca, así que,  a la fuerza tenía que ser ésa la que daba servicio al metro.  Ahora ya sabemos que la subestación del Metro de Cuatro Caminos que tenemos pegada al nuevo aulario del colegio El Porvenir funciona y que por ahí pasa electricidad. ¿Cuánta? Eso tendría que decírnoslo el colegio ya que en los bajos del nuevo aulario está la guardería, para empezar.

Subestación electrica de metro siete metros de distanciajpg

La subestación eléctrica del Metro de Cuatro Caminos está a menos de 7 metros del nuevo aulario del Colegio El Porvenir en la calle Bravo Murillom, 87 de Madrid

Esta subestación ha salido de su anonimato porque este mes de mayo, unas personas del PSOE de Chamberí fueron a la puerta del colegio a repartir octavillas para comunicar que habían pedido sin éxito en el pleno de  la Junta de Distrito su desmantelamiento. El PP se opuso  y también UPyD.  PSOE ha pedido desmantelarla porque, a ver, una subestación eléctrica pegada a un colegio no es muy de este siglo, no es nada conveniente, no parece el mejor lugar para llevar tantos años al lado de un colegio y menos ideal es que éste construyera el nuevo edificio precisamente al lado, que hasta el Ayuntamiento le diera permiso y más con la que está cayendo de enfermedades relacionadas con el medio ambiente. Por una subestación eléctrica pasan ondas electromagnéticas y una subestación es  “una instalación destinada a modificar y establecer los niveles de tensión  de una infraestructura eléctrica, para facilitar el transporte y distribución de la energía eléctrica”, según la mismísima wikipedia. Pero la de Ávila y la de Burgos nos hemos puesto a buscar información más a fondo y estamos que trinamos con lo encontrado. Esto no es como una varicela y unos niños no deberían tener por vecino a una instalación como ésta.

Sandía Project, mercería creativa

Yo pensaba que costura creativa es lo que nos ponen a las madres a hacer en el colegio para nuestros angelitos: disfraces, túnicas de graduación, más disfraces para la fiesta de fin de cole, manualidades familiares para empatizar con nuestros hijos… Pero la cosa da mucho de sí. Me refiero a que hay un mundo interesante que se esconde tras las puertas de las mercerías creativas que yo desconocía hasta que me topé, cogiendo un atajo en el barrio de la Chamberí, con Sandía Project, una “mercería creativa.

Así de pronto, viendo el rótulo pensé: esto suena a informática. Pero no. Entras y es un lugar maravilloso –escondido también porque está en la  estrecha calle Vargas, 14, a un paso de la calle Bretón de los Herreros- donde te recibe una amabilísima chica llamada Karina,  venezolana y española afincada en Madrid. E informática. ¡Ahí di en el clavo! Me contó que la sandía representaba a su tierra, la alegría, su  infancia y la creatividad la cual, si tú no la tienes, ella está dispuesta a fomentártela a través de sus talleres mensuales y materiales tan dispares como “el trapillo”, para mí un desconocido. Resulta que es como una lana gorda, pero no es lana sino trapo, tela, que con la ayuda de un superganchillo, un ganchillo muy gordo, se hacen cestas, bolsos… Es chulísimo. Pero si te va la lana y el hilo normales, también tienen. Para entender de qué va, mejor seguir su facebook donde publica también las novedades sobre talleres, nuevos materiales que van entrando en la tienda, ideas de diseños…

En Sandía Project podemos encontrar también papelitos, pegatinas, sellos, tintas, cintas vintage, telas adhesivas, cartulinas, papeles, troqueles, washitapes (cinta de celo japonés estampada) y demás materiales para hacer Scrapbooking. Con esta técnica puedes desarrollar tu creatividad haciéndote tus propias tarjetas de felicitación, álbumes de fotos muy monos y personalizados, marcos de fotos… lo que te dé de sí el coco. Esto me encantó también porque te ayuda a convertirte en una pequeña encuadernadora. Para desarrollar ésta y otras técnicas, Sandía Project tiene kits con todo lo necesario. Y si lo tuyo es coser (lo mío no) tienen talleres de costura creativa con sus maquinitas de coser y todo. Es un lugar para soñar sin duda hecho con los sueños e ilusión de una joven mamá emprendedora que se ganó mi simpatía y admiración.

Si todo esto te parece interesante, es lo que buscabas, pero ir a Sandía Project te va fatal, su tienda on line te lo pone fácil para adquirir cualquiera de los materiales que necesites de mercería o papelería. Envían tanto a Madrid como a al resto de la península pudiendo elegir entre dos tarifas de envío, una más urgente (24 horas/ 4,95€) y otra más económica (72 horas/3,95€). ¡Bon vogage!

Sandía Project: calle Vargas, 14. Madrid (Chamberí), metro Rios Rosas y Alonso Cano  www.sandiaproject.com

mercería creativa Sandía Project

Esta es la mercería creativa Sandía Project, un espacio agradable y creativo en Chamberí donde desarrollar la imaginación

taller de manualidades

Taller de manualidades y costura creativa en Sandía Project

scrapbooking

Scrapbooking es una técnica que te permite personalizar cubiertas de libros, álbumes de fotos, marcos o tarjetas, con papeles de distintos diseños combinándolos con filigranas, cintas, adhesivos, un sinfín de materiales curiosos como si fueras un profesional de la encuadernación