¡Planes navideños con los niños desde ya!

En estos días de cuenta atrás hacia el frenesí navideño, las actividades infantiles vuelven a aflorar. Para intentar matar el tiempo con los chiquillos a golpe de diversión, este fin de semana tenemos planes nuevos. Ya no pararán hasta que termine la navidad.

Finde científico y Wikimaratón

Estrena nueva ubicación, desde el 12 de diciembre, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología MUNCYT justo en la misma sede donde estaba  el Caixa Forum de Alcobendas (C/ Pintor Velázquez, 5, Alcobendas, Madrid).  Para celebrar la reapaertura,  el 13 y 14 de diciembre tienen programado un Wikimaratón de Inventores, Científicos y Tecnólogos Españoles que se  se celebrará simultáneamente en otros 6 museos españoles, entre ellos, el Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Los participantes en la WikiMaratón, con la ayuda de los voluntarios de Wikimedia España,  podrán conocer  en talleres participativos qué es Wikipedia, cómo se edita en ella y trabajarán para mejorar los artículos sobre científicos e innovadores españoles gracias a la bibliografía recopilada por los museos participantes. Esta actualización es muy importante ya que el 21,7% de los internautas españoles consulta información científica en Wikipedia. Para participar en los talleres se requiere inscripción previa en esta web de Wikipedia.

 wikimaraton

¡Al mercadillo de Aladina!

El  #MercadilloAladina  la va a montar a lo grande este fin de semana en la sede del Colegio de Arquitectos, en la calle Hortaleza, 63 de Madrid. Entre los varios puestos del mercadillo  donde podremos hacer nuestras compras navideñas en familia habrá ropa y complementos de Closket, tienda on line con marcas como Zara, Carolina Herrera o Tous entre sus habituales. Su venta benéfica  la donará a la Fundación Aladina. Además, sesiones de reiki, puestos de manicura, conciertos, rifa, bar

Y, por supuesto habrá talleres infantiles los días 13 y 14 de diciembre de 11:00 a 20:00 horas. Uno de ellos lo imparten los arquitectos de Chiquitectos (siempre con buenas ideas), para niños de 4 a 12 años, creando estructuras con el  juego y la geometría basándose en las formas que nos da la naturaleza, algo que supo muy bien interpretar el genial Antonio Gaudí. Todos los talleres son gratuitos pero se donarán 2 euros para acceder a la zona infantil de actividades.

Estructuras naturales en taller de Chiquitectos

  • EL SÁBADO de forma ininterrumpida habrá Talleres de manualidades navideñas con materiales eco de  BABY DELI
  • De 12:00 a 13.30 y de 17.30 a 18 h. Diseña la luz de tus deseos por MUAKBAB
  •  EL DOMINDO, de nuevo, Talleres de manualidades navideñas con materiales eco de  BABY DELI
  • De 11.30 a 13:00 h. Decora con washi tape por  LITTLE HANNAH
  • De 17:00 a 1:009 h. Estructuras Naturales por CHIQUITECTOS
  • 17:00 h. Función de magia

talleres navideños en el mercadillo solidario Aladina

La Fundación Aladina es una ONG  creada en 2005 con el objetivo de ayudar a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias, proporcionándoles apoyo integral: material, psicológico y emocional dando especial importancia a las actividades lúdicas, motor del bienestar de cualquier niño. A través de ellas, aprenden a adaptarse a su situación y a su enfermedad sin perder la alegría.  El trabajo de la Fundación Aladina se realiza principalmente en el Hospital Universitario Infantíl Niño Jesús y en el Hospital Universitario Gregorio Marañón en Madrid. También trabaja con el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Universitario de Getafe y otros centros de toda España.

Mercadillo solidario en nuestro colegio

Por supuesto, a los padres del colegio El Porvenir (C/Bravo Murillo, 85, Madrid), y a los padres vecinos, les recordamos que también nuestro cole tendrá su propio mercadillo solidario, un habitual en todas las navidades. Será el lunes 15 de diciembre de 16:00 a 18:00 y los artículos en venta estarán hechos por los alumnos.

Talleres y Storytelling navideño

Baby Deli, colaboradora del mercadillo solidario Aladina, es una tienda con pedigrí que está en la C/Alcalá 91, esquina con Velázquez, en Madrid. Este mes abrirá todos los domingos de 11:00 a 19:00 horas. Este multiespacio -donde tienen especial acogida los bebés- es también una multitienda -con especial orientación hacia la alimentación infantil ecológica, la cosmética saludable y juguetes-  y realiza también talleres los sábados para niños más mayores, hasta los 8 años, de cocina, decoración de cerámica, escultura, creaciones con pintura y reciclaje. En total, 5 talleres cada sábado de diciembre (13, 20, 27) y el 3 de enero de 2015. Duran una hora, desde las 11:30 horas, y el último es de 19:00 horas a 20:00.

También del 22 al 4 de enero, cuando los niños están de vacaciones, tienen programadas otras actividades de lunes a viernes como Adornilancia, Crea tus regalos, Villancicos y cuentos navideños, Ecotaller, Títeres y Marionetas, Cocina, o Aromas y Perfumes.

Storytelling en inglés

Pero nos llaman la atención las dos citas de storytelling en inglés que Baby Deli organizará los sábados 20 y 27 de diciembre para niños de 4 a 8 años.. El requisito para asistir a la primera es hacerlo en pijama, la indumentaria adecuada para tomar chocolate caliente, galletas y hacer un tren de Navidad después de ver la divertida película “The Polar Express”. El 27 será el sábado de los “Christmas Storytelling”, cuentos navideños, tarjetas de navidad y carta a los Reyes Magos en una tarde de decoración mágica y navideña. La entrada al primer evento cuesta 17 € y 16 € el segundo. ¡Pasadlo bien!

Anuncios

Mercatino navideño y aperitivo a la italiana

Una parte de Chamberí, los aledaños de la calle Ríos Rosas de Madrid, es conocida como la Little Italy castiza ya que alrededor del Liceo Italiano, el Consulado Italiano y la Cámara de Comercio de Italia para España se concentran distintos negocios y residentes de esta nacionalidad. Para contribuir a las necesidades de los connacionales italianos residentes en Madrid que pueden estar afrontando una situación difícil, la Sociedad Italiana de Beneficencia (SIB) organiza, desde hace más de 20 años, su  tradicional Mercatino di Natale. Este mercadillo navideño se  celebra en los salones de la Oficina Consular de la Embajada de Italia, de 11 a 21 horas y tendrá lugar desde hoy viernes 14 hasta el domingo 16.

mercatino-2014

Como el encanto del made in Italy es innegable, seguro que, previa entrada de 3 euros, podremos encontrar algún regalo  o algún capricho entre los 40 expositores de  alimentación, bisutería, complementos o  juguetes que participarán en el mercadillo. También habrá una rifa benéfica y los premios serán de marcas italianas como Tod´s, Dolce&Gabbana o Missoni. Ni recordamos cuándo participamos en una rifa por última vez. ¡Qué tiempos!

Además, durante el mercadillo se puede aprovechar para degustar productos típicamente italianos que ofrece su cafetería. Pero de especial interés, y una ocasión a valorar para disfrutar en familia o con amigos, es su clásico aperitivo italiano (aperitivo all´italiana),  que además está muy de moda actualmente en todas la ciudades transalpinas. Lo podremos probar en estos tres días de mercadillo a las 18.30 horas.

colgantes y medallas de MOS

Aperitivo all´italiana

Se puede tomar antes de comer, pero en Italia el aperitivo se consume sobre todo antes de la cena. El ritual de todos los aperitivos italianos se concentra entre la franja de las 6 de la tarde y las 9 de la noche combinando bebidas alcohólicas o sin alcohol con un bufet libre a precio fijo. Cada bar tiene su especialidad a la hora del picoteo que suele reunir un poco de todo: aceitunas, pasta, arroz, frutos secos, fruta…. Entre las bebidas, una muy apreciada es el Spritz, una bebida alcohólica que se obtenía de la mezcla de agua, gas y vino (normalmente blanco). Con los años, la receta ha ido variando y suele incorporar además Aperol (muy frecuente), o Bitter, Cynar o Campari. Hoy día el Spritz –de color anaranjado- se ha convertido en el aperitivo más consumido en prácticamente todos los bares de las principales ciudades italianas y, especialmente, en el norte.

aperitivo all´italiana

Otro muy consumido en Italia, y analcohólico, es el Crodino, similar al bitter pero con sabor cítrico a naranja amarga. Levantan pasiones también el Aperol y, como no, el vermuth, que vio la luz en Turín, en 1786, en las manos de Antonio Carpano, el creador de esta popular bebida a base de vino especiado de la que también Madrid y Cataluña son ávidos consumidores y productores. Muy italiano y popular a base de, justamente, vermouth, es el Negroni, un cóctel al que se le añade ginebra y Campari, un clásico en todos los bares italianos como el italo-madrileño Non solo café (C/ Ríos Rosas, 52, Madrid) situado justo enfrente del liceo Italiano y que cada jueves celebra sus afterworks con copa y barra libre de picoteo y tapas a la italiana por 10 euros.Buen finde.

Mercatino di Natale del Consulado Italiano

Calle Agustín de Betancourt, 3, Madrid.
Entrada: 3 euros.

 

Si eres Creativa, vete de feria

La moda del Do it yourself (DIY) arrasa y hoy todos queremos customizar algo, renovarlo, reciclarlo, personalizarlo o crearlo partiendo de cero de la forma más creativa. Las ferias de manualidades triunfan en las principales ciudades y una de ellas es Creativa, que del 16 al 19 de octubre se celebra en Madrid en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo.

Creativa Madrid

Podréis adquirir materiales, infomación sobre las últimas tendencias y asistir a talleres sobre las varias disciplinas creativas que más triunfan. Una es el Scrapbooking, la técnica de personalizar tus cuadernos, álbumes de fotos o tarjetas que puede incluso llevarse a la decoración del hogar porque con motivos de papel se pueden hacer cuadros o adornar lámparas de una forma muy original. En los talleres programados, estarán los expertos en esto de la tienda Azza. Si quieres echar un vistazo a todas las posibilidades que ofrece esta sencilla técnica y hobby de encuadernación, échale un vistazo al surtido  blog de las monitoras de Azza o sigue sus actualizaciones en su facebook. Muy interesantes también webs como Pepa Paper, con tienda on line, y Komola Krafts, también especializados en patchwork.

colchas de colores

La feria Creativa es también apta para niños. Encontrarán  muchas ideas para  ponerlas en práctica. Instruye en el modelado con Jumping Clay -de una forma muy original- una tienda especializada que hay en la calle Bravo Murillo, 90, en Madrid, frente al cole de los niños, El Porvenir. Aprovecha la concentración de los pequeños mientras crean sus figuritas para practicar con ellos el inglés, ya que la instructora, certificada por la marca, tiene una coherente filosofía sobre “el arte de aprender” tal y como explica en este pin. ¡La letra, con arte entra!

jumping clau bravo murillo, 90

Como en nuestros post hablamos siempre de tiendas del barrio, os dejamos la dirección de otra muy a tono con este tema, la madrileña Colchas de Colores” , en la calle Ponzano, 69 (entrada por el portal),  especializados en la creación de colchas con trozos de telas de distintos estampados que es en lo que consiste la popular técnica del patchwork. Si te interesan sus cursos, dan clases de dos horas al día una vez a la semana. En “Colchas de Colores” puedes encontrar telas de todos los estampados, anchos y colores, guatas de algodón y acrílicas, rellenos, hilos, cañamazos, patrones, libros, revistas, agujas de tejer, ganchillos y lanas. En otro post hablamos de la mercería Sandía Project”, en Chamberí, donde puedes adquirir materiales -también en su tienda on line- o apuntarte a uno de sus talleres de trapillo, scrapbooking, costura creativa o bichitos de ganchillo, otra tendencia creativa. Un recurso muy fácil y vistoso que propone Sandia Project es customizar una camiseta con tela adhesiva. Un poco de plancha encima y tienes una camiseta original en 5 minutos.

camiseta customizada

Personalmente nos encantan las manualidades japonesas como la técnica de teñido de ropa Tie Dye, que en Japón se llama Shibori. Se consigue haciendo pliegues en la prenda o retorciéndola. También los accesorios y joyas realizados con la técnica Kanzashi tan bonitos como el broche que incluimos. En la tienda Chopo, calle Hernani, 26, en Tetuán, una de las grandes tiendas de Madrid que lleva toda la vida especializada en artesanía y manualidades, puedes encontrar más ideas.

kanzashitie dye

Si vais a ir a Creativa Madrid, acceded a su web para conseguir un descuento en la entrada. Solo tendréis que registraros. Este es el bono descuento de Creativa. ¡A disfrutar con vuestras manitas!

CREA_BonoDescuento_4ciudades_muestra

Ganas de chuches: Oomuombo en Chamberí y Tetuán

Si algo necesitamos hoy más que nunca es un dulce. Con todo el poderío de su dulzor, el frescor de su fruta, chocolate, crema, hierbas o regalices, y, mejor si todos los ingredientes son además naturales, o lo más cercano a esto. Los niños, expertos catadores de golosinas, nos vuelven a meter a los padres en el círculo de “ganas de chuches”. Pero, como somos nosotros los que damos importancia a la etiqueta, nos hemos puesto tiquismiquis y hemos fichado algunas chuches que nos parecen más sanas que otras.

En los VIPS de la calle Orense, 16 y 79, y en el de la calle Fuencarral 10, encontramos un corner de  nuestro particular paraíso de chuches para padres e hijos. Se llama Oomuombo. Tiene varias franquicias repartidas por Madrid. Una de las tiendas Oomuombo  está en la calle Fuencarral, 27, en Chamberí,  y a unos pasos de Chueca. En Tetuán tristemente no hay ninguna. Son golosinas naturales, que  no están manipuladas genéticamente, libres de grasas Trans y que no contienen colorantes artificiales. Además si eres celiaco o intolerante al gluten, si no puedes tomar leche, soja o algún fruto seco, puedes tener la tranquilidad de que cada chuche está claramente identificada según sus ingredientes alergénicos. Y, están de muerte.

Los amantes de las golosinas ultra ácidas tienen varias, como la botellita roja, la botellita verde (ambas sin gluten), los miniladrillos de colores y las cintas de regaliz rojo con polvos pica pica. También los fans de los regalices los tienen hasta salados. Su variedad es superior a la de cualquier otra marca con gratas sorpresas como las bolas de mermelada. Su calidad también destaca ya que las elaboran pequeños artesanos suecos muy seleccionados y cada uno experto en lo suyo. Pero los consumidores tradicionales seguirán encontrando los típicos plátanos de goma, corazones de fresa,  albaricoques y nubes. Vamos, que hay para todos.

Estas golosinas son suecas y allí se llaman godies.  Son tan populares entre los suecos que hasta tienen su propio día, el Lördagsgodis, el sábado, porque, hay tantas, que se producen más de 500 diferentes. También son muy famosas las holandesas, las belgas y las alemanas. En las tiendas Oomuombo todo se vende al mismo precio: chocolate, regaliz, gelatinas… Todo se puede mezclar. Los 100 gr salen a 1,80 €. Eso sí, hay que ir con prudencia mientras llenas la bolsa para luego no llevarte un susto. Pero este capricho familiar cumple perfectamente con nuestras ganas de chuches y la tranquilidad de los ingredientes.

Imagen

Imagen

ImagenImagen

Mercado de San Ildefonso: Malasaña inaugura su Street Market

Vamos a empezar por el final, o sea, por  el veredicto: NOS HA GUSTADO. El nuevo Mercado de San Ildefonso  de estética años 20, productos 100% españoles, ninguna franquicia pero sí algunos establecimientos ya con marca, camareros ataviados con la gorra castiza –genial-, 18 puestos “monoproducto”, 2 terrazas y una barra de show cooking y cocktails que ayer domingo  8 de junio fue inaugurado nos ha motivado  para volver aunque, algunos precios, como la bebida, nos parecieron un poquitín caros. Más asequible, el tapeo de sus variados puestos con una oferta muy acertada y surtida. Pasen y vean porque hay para todos.

En la esquina de la calle Fuencarral con Santa Bárbara, este nuevo mercado luminoso y de aire romántico no es una réplica del original creado en  1835. Sí una inspiración del que estuvo funcionando hasta 1970 y que fue el primer mercado cubierto de Madrid. De agradecer que, según entráramos, no encontráramos una franquicia. No por nada, hay alguna como Hamburguesa Nostra que nos encanta- sino porque en la variedad está el gusto. También que los productos fueran todos españoles algo que echamos de menos en el Mercado de San Miguel, más ecléctico.

Los coquetos puestos, de un par de metros de ancho cada uno, no son para acodarse cual barra de bar. Son para pedir y llevarse “la captura” a las mesas comunes que ocupan el centro de la sala de la primera planta, muy de tendencia. Vimos un puesto de marisco (con sus bogavantes, sus nécoras…), otro de gambas a la plancha servidas en cartucho, uno de ensaladas, otro de huevos servidos en diferentes preparaciones como los huevos rotos con chistorra, otro de croquetas (para freir en el momento ¡bien!),  uno de brochetas de carnes y pescados,  otro de conservas y ahumados, jamón ibérico de Arturo Sánchez, crepes y capuchino…  Y arriba, la barra más cañalla, la de los cócteles y las demostraciones culinarias.

Probamos el puesto de Gancho y Directo (con un local en el Zoco de Pozuelo) y sus nuguets de pollo (5 euros/ 8 piezas) muy ricos, auténticamente de ave y bien empanados, donde también vendían aros de cebolla  y hamburguesas, todo hecho al momento y “para llevar”, take away, si así quieres, ya que te los sirven en un cubilete. Si prefieres comerlos allí, arriba hay sitio.  También probamos las ricas focaccine de queso Masdam (4,50) de Poncelet en su “Cheese Tavern”, en el hall de la entrada, y sus brochetas de queso con uvas (3,50€). Su puesto entra por los ojos. Mirad abajo la foto. Y, para terminar, el ala “operación bikini” nos decantamos también por  unos chupitos de gazpacho de remolacha con un toque de queso y pan que nos encantaron por su finura. Y con todo el equipaje –vinos, cervezas y zumo para los niños- nos fuimos a la terraza seguros de que no volveremos a encontrar allí sitio en todo el verano. Genial otro espacio chic en Madrid aunque no esté en Tetuán ni en Chamberí. Pero sí a un paso.

Mercado de San Ildefonso

Calle Fuencarral,  57. Madrid

Horario: 10:00 a 2:00 de la madrugada

Imagen

Puesto de Poncelet, la enseña quesera de Chamberí, en el Mercado de San Ildefonso, en el barrio de Malasaña

Imagen

Un gran neón anuncia el carácter de Street Market de este mercado callejero de 3 pisos, grandes ventanales y dos terrazas

sala de Mercado San Ildefonso

Zona común donde degustar los productos de sus 18 puestos especializados cada uno en un producto

De terrazas por la calle General Álvarez de Castro, en Chamberí

Es muy de barrio, flanqueada de árboles y de bares con terraza. Ideal. A unos pasos de la popular plaza de Olavide, la calle General Álvarez de Castro –en Chamberí- nos parece perfecta para tapear a la intemperie no solo por la buena oferta sino porque para nuestro ojo crítico de madres consideramos que su ancha acera nos hace sentirnos tranquilas cuando quedamos con los niños y pueden echarse unas carreras mientras nos tomamos unas cervezas.

Estos son los bares con terraza que nos gustan, los de nuestra rutina. Pero hay otros cuantos, uno tras otro, en ambas aceras, y no censuramos ninguno. Cada uno que haga su prueba.

Taberna La Mina es una de esas llamadas neotabernas, palabra que a mí me suena a disfraz, porque no veo nada de malo en considerarse una taberna a secas. No es mejor taberna la más nueva. Hemos conocido las dos versiones de La Mina, la vieja y esta, y las dos nos han gustado y ambas tenían su encanto. La actual está renovada con gusto, con ladrillo visto, y la atiende con esmero un ejército de jóvenes camareros. Tan cuidada y coqueta y el hecho de tener terraza la hace apetecible y, como todas las de la calle, apta para todos los públicos. Sus raciones famosas de gambas pueden mejorarse pero sirven para darse un caprichín.

Casa Camu nos rindió a sus pies desde que anunció sus talleres gratuitos para niños (de 3 a 11 años) y su lema: “Disfruta del aperitivo con nosotros mientras tus hijos se divierten”. ¿Mejor plan que éste? Y lo hicimos en familia una mañana de domingo. Luego hemos repetido, en pareja, en otras ocasiones, y entre “la de Ávila y Burgos” cuando vamos de madres con la tropa. Ideal para la cervecita y algo de comer y hasta menú infantil si quieres. Nos gustan sus sartenes: con setas y taquitos de jamón, con jamón serrano y pimientos verdes. Hay varias a elegir: con un huevo o con dos, si es más pequeña. También tienen tablas, falutas (bocadillos) croquetas y ensaladas. Ideal, y, por la noche, con ambiente.

Cilantro Gastrobar tiene hamburguesas muy ricas.  Y esto que lo contamos como si fuera fundamental para nosotras, lo es realmente para nuestros retoños que pueden pedírselas de buena carne -en vez de carne de picadillo de origen desconocido- como la clásica de lomo de buey, o una de pollo cajín. A nosotras nos va la de carne con pesto rojo. Ya puestos, todos ¿no? Por cierto también tienen bolitas de morcilla y carpaccio de bacalao, que nos delita. Por la noche, si os animáis su oferta fuerte son los gin&tonic de distintas marcas como Citadelle o Gvine, muy ricas, sí, aunque ahí es cuando yo suelo preferir un vino.

Imagen

Como piratas, entre libros y cuentos usados

Una  está en Tetuán, la otra, en Chamberí. Y  no hablamos de nosotras.  Ambas están repletas de historias, de secretos,  de sabiduría, de horas consagradas a la magia de la escritura y la lectura. Son dos librerías repletas de libros usados, que no inútiles. Libros que pertenecieron a otro lector. Libros escogidos por otras manos que ahora buscan dueño apilados en las estanterías desbordantes de Ábaco Líbros (C/ Raimundo Fernández Villaverde, 27, en Tetuán) y Tuuu Librería (C/ Covarrubias, 38, en Chamberí). Entrar en alguna de estas librerías de segunda mano es como hacerlo en una máquina del tiempo no sólo porque la estética no existe en ninguna sino porque puedes toparte con libros editados antes de que tú nacieras.

No suelo recaer en ellas por la gran oferta infantil, más bien escasa mientras la juvenil se prodiga mucho más. Más bien es porque mis niños disfrutan como piratas en busca del tesoro en estas islas perdidas que son este tipo de librerías. Como el precio no es un inconveniente en ellas, miran con ojos codiciosos los montoncitos de libros infantiles que siempre se agolpan en ambos establecimientos ilusionados con la posibilidad de llevárselos todos, aunque terminen haciendo el cribado habitual de cualquier compra que es llevarse solo lo que a uno le guste, le convenga y pueda pagar. Lo normal. Así que, de esta forma, entre viejos libros en desuso aprenden, rodeados de todas estas letras en vena, que NO es oro todo lo que esté cubierto del polvo del tiempo y que NO hay duros a cuatro pesetas, ni siquiera en estas viejas tiendas. No por ser baratos y usados van a hallar joyas a raudales, vamos. Pero la ilusión se la llevan puesta e intacta igual que cuando atraviesan la puerta y por eso volvemos una y otra vez.

Es una pena que más padres no depositen en estas tiendas sus cuentos, libros de iniciación a la lectura, primeros lectores y lectores aventajados, libros de páginas duras y de pop up, manuales de cuando eran fanáticos de los dinosaurios y ahora lo son de los monstruos o el fútbol y ya de esos animalitos prehistóricos no quieren saber más. Entre todos los padres nos ahorraríamos una pasta y renovaríamos el parque de libros con nuevos títulos. Yo he llevado varios, de los buenos, sin hacer ascos, después de haberlos amortizado entre los dos hermanos. Pero cuando se les pasa la edad, se les pasa, y si acaso te quedas con alguno de recuerdo pero no con todos.

En Ábaco Líbros cogen libros infantiles con los dedos contados, como parte de un favor a los padres que no los quieren tirar o como parte de un lote mayor de libros para adultos y que no superen los 5 años de antigüedad. Pero si tuvieran clientes infantiles –como nosotros- les cederían más espacio en sus estanterías donde los best sellers de los gordos -de los de 20 a 30 euros- se dan codazos. En Tuu Librería (antes Libros Libres) escasean de 8 años para abajo, una pena. Pero, a cambio, puedes alquilar películas de dibujos animados por 1 euro, llevarte algún librillo que te caiga en gracia gratis –aunque lo ideal para ellos es hacer una aportación o abonarte por 12 euros al año para sustentar su labor social porque son una ONG- o poner en un postit el tipo de libros en que estarías interesado por si suena la flauta y alguien aparece con ellos en la librería como un hada madrina. Igualmente, geniales estas dos librerías donde frotando y buscando cabe la posibilidad de que aparezca el genio de la lámpara de Aladino para ponerte en las manos TU LIBRO.

Ábaco Líbros: C/ Raimundo Fernández Villaverde, 27, en Tetuán- Madrid

Tuuu Librería: C/ Covarrubias, 38, en Chamberí- Madrid

ImagenImagen

Corre, corre, que termina el cole

Sí, amigas, ya sabemos que lo que nos espera ahora es echarnos más carreras pero para colocar a los niños de la mejor manera. ¡Llega el verano!  Sol, calor y niños:  todo en plan revoltijo. Así que ya hemos empezado a sudar pensando qué hacemos con ellos antes de llevarles con sus abuelos al bendito pueblo. Porque, la de Ávila y la Burgos, tenemos cada una, uno. Pero aún no nos toca mandarlos a esa tierra prometida.

El otro día me hablaron de maravillosos campamentos urbanos que por una quincena te cobraban no más de  125 euros y dije: ponedme un par. Pero si no eras de Móstoles o Getafe, nada. Para las de Tetuán y Chamberí no hay gran cosa a precio low cost multiplicado por dos, porque las que suscriben este blog tenemos dos pares de hijos. Por tanto, ya que toca desembolsar, y por duplicado, nos hemos puesto a darle a Google de forma intensiva y en las cercanías de Madrid, en plena naturaleza, con alojamiento incluido, a un precio ajustado y con aforo amplio de edades, ya que nuestros angelitos se llevan entre 2 y 3 años de diferencia, hemos encontrado algunas cosas que ahora os las contamos, una vez que nosotras ya hemos hecho la reserva. Apuntad.

Como nuestros peques son como los hijos de Tarzán -naturaleza, acción, fauna y mucha juerga- hemos elegido estos tres campamentos de verano a muy buen precio, con buena oferta, servicios y ubicación estupenda para que estén fresquitos. No queremos influir diciendo con cuáles nos hemos quedado porque elegir uno es cuestión de ir y ver, o sea, es cosa de cada padre.

Cañada Real:   campamento de inglés en la naturaleza para niños de entre 5 y 15 años. Durante 3 horas al día hacen actividades en inglés y 1 hora de teatro. El resto: juegos, deportes, aventuras… Y tienen piscina. Los profesores son de la Escuela de Idiomas Open Schools of English.  Están en Peralejo, El Escorial, Madrid. Ilustramos el post con fotos de él. http://opennature.com/

El Piélago: la oferta de estos campamentos es muy variada. Los niños pueden quedarse a dormir desde 1 noche -2 días,  en plan experiencia. 4 noches-5 días sale a 119 euros por niño.  Es un campamento con cabañitas compartidas y buenas instalaciones. También tienen piscina. Está en Toledo: Carretera al Real de San Vicente km. 8.Navamorcuende. Toledo.  www.campamentoelpielago.com

El molino de arriba: se trata de un centro de educación ambiental que organiza campamentos de verano basados en la naturaleza.  Similares a los de El Piélago, en cabañitas compartidas, sin piscina, pero muy entretenidos. Tienen huerto, vivero, ganado, hacen pan, conservas, miel… Están en la comunidad de Madrid, en Puebla de la Sierra, en la bonita Sierra del Rincón. www.molinodearriba.org

Imagen

Tiendas Tiger, para un roto y un descosido

La de la calle Orense, es una de las tiendas Tiger que más me pierden y eso que cuando conocí la de la calle Fuencarral prometí no volver jamás. Sentí la misma claustrofobia que en Ikea, obligada a hacer el circuito entero si quería salir de allí. No vi mucha diferencia con los todo a 100 de los chinos aunque sí me pareció más ordenadita que estos bazares normalmente caóticos.

A día de hoy, tengo que admitir que Tiger me motiva a hacer una visita cada semana  o dos porque tiene para un roto y un descosido. Allí he comprado cosas maravillosas como su vainilla de Jamaica: mí  gran hallazgo. Cuando me dijo la dependienta que no siempre reponían, me hice un pequeño alijo.  También un  taburete plegable por 4 euros que está dando mucho juego en casa:  para que el menor de los niños llegue a sus estantes  y para que la abuela llegue a los armarios altos. ¡Ah! Y el espejo de doble cara por 4 euros: una ganga, con lo caros que suelen ser. Además siempre hay bandejas y botes para la cocina bonitos, papel precioso para manualidades, agendas, artículos de escritorio originales como portacelos de figuras de animales, o varias piezas de cristal como la coquetas bandejas para los cupcakes y las tartas de pisos.

Estoy esperando a ver si sacan a la venta un cubo para la ropa sucia que me guste porque seguro que estará muy bien de precio y de diseño.  Son daneses y esto se nota, así que, otra diferencia con los chinos. No me atraen cosas como el maquillaje porque me pregunto de qué estará hecho, ni algunos artilugios inútiles para niños como el barco balón (una especie de tabla de madera con un globo medio hinchado en un extremo y, en otro, una banderita) a 3 euros la bromita o un futbolín enano de mesa con el que nadie en la familia jugará jamás, o la pajita con varias boquillas para niños friquis. Pero me quedo con casi todo el resto. Aquí abajo, algunas cosas de las que podéis encontrar en los varios establecimientos que tiene en la capital.

Tiendas Tigerwww.tiger-stores.es

1002809_picture_6388_1

tienda tiger calle Orense Tetuán  

72956_picture_3076_1 1002017_picture_6324_1

Sandía Project, mercería creativa

Yo pensaba que costura creativa es lo que nos ponen a las madres a hacer en el colegio para nuestros angelitos: disfraces, túnicas de graduación, más disfraces para la fiesta de fin de cole, manualidades familiares para empatizar con nuestros hijos… Pero la cosa da mucho de sí. Me refiero a que hay un mundo interesante que se esconde tras las puertas de las mercerías creativas que yo desconocía hasta que me topé, cogiendo un atajo en el barrio de la Chamberí, con Sandía Project, una “mercería creativa.

Así de pronto, viendo el rótulo pensé: esto suena a informática. Pero no. Entras y es un lugar maravilloso –escondido también porque está en la  estrecha calle Vargas, 14, a un paso de la calle Bretón de los Herreros- donde te recibe una amabilísima chica llamada Karina,  venezolana y española afincada en Madrid. E informática. ¡Ahí di en el clavo! Me contó que la sandía representaba a su tierra, la alegría, su  infancia y la creatividad la cual, si tú no la tienes, ella está dispuesta a fomentártela a través de sus talleres mensuales y materiales tan dispares como “el trapillo”, para mí un desconocido. Resulta que es como una lana gorda, pero no es lana sino trapo, tela, que con la ayuda de un superganchillo, un ganchillo muy gordo, se hacen cestas, bolsos… Es chulísimo. Pero si te va la lana y el hilo normales, también tienen. Para entender de qué va, mejor seguir su facebook donde publica también las novedades sobre talleres, nuevos materiales que van entrando en la tienda, ideas de diseños…

En Sandía Project podemos encontrar también papelitos, pegatinas, sellos, tintas, cintas vintage, telas adhesivas, cartulinas, papeles, troqueles, washitapes (cinta de celo japonés estampada) y demás materiales para hacer Scrapbooking. Con esta técnica puedes desarrollar tu creatividad haciéndote tus propias tarjetas de felicitación, álbumes de fotos muy monos y personalizados, marcos de fotos… lo que te dé de sí el coco. Esto me encantó también porque te ayuda a convertirte en una pequeña encuadernadora. Para desarrollar ésta y otras técnicas, Sandía Project tiene kits con todo lo necesario. Y si lo tuyo es coser (lo mío no) tienen talleres de costura creativa con sus maquinitas de coser y todo. Es un lugar para soñar sin duda hecho con los sueños e ilusión de una joven mamá emprendedora que se ganó mi simpatía y admiración.

Si todo esto te parece interesante, es lo que buscabas, pero ir a Sandía Project te va fatal, su tienda on line te lo pone fácil para adquirir cualquiera de los materiales que necesites de mercería o papelería. Envían tanto a Madrid como a al resto de la península pudiendo elegir entre dos tarifas de envío, una más urgente (24 horas/ 4,95€) y otra más económica (72 horas/3,95€). ¡Bon vogage!

Sandía Project: calle Vargas, 14. Madrid (Chamberí), metro Rios Rosas y Alonso Cano  www.sandiaproject.com

mercería creativa Sandía Project

Esta es la mercería creativa Sandía Project, un espacio agradable y creativo en Chamberí donde desarrollar la imaginación

taller de manualidades

Taller de manualidades y costura creativa en Sandía Project

scrapbooking

Scrapbooking es una técnica que te permite personalizar cubiertas de libros, álbumes de fotos, marcos o tarjetas, con papeles de distintos diseños combinándolos con filigranas, cintas, adhesivos, un sinfín de materiales curiosos como si fueras un profesional de la encuadernación