Educación y Sanidad no informan en la Semana de la Educación de los riesgos para los niños de la tecnología inalámbrica

Se habla de mejorar el sistema educativo, de los problemas asociados al aprendizaje de los niños y jóvenes, se habla de acoso escolar como granes temas a resolver pero se oculta a colegios, profesores  y padres los riesgos para la salud que pueden acarrear el uso extensivo de wifis en la aulas. Quien lo denuncia, en esta ocasión es la plataforma estatal contra la contaminación electromagnética (PECCEM) que en su web ha colgado un comunicado de prensa pidiendo campañas informativas al Ministerio de Educación y de Sanidad para dar a conocer las medidas de precaución lanzadas por el Consejo de Europa

“Desde la PECCEM denunciamos ante la opinión pública la continuada desinformación que año tras año, se mantiene sobre los riesgos para la salud asociados al uso de dispositivos móviles e inalámbricos, y sobre cómo minimizarlos. Una vez más pedimos a las administraciones públicas que sigan las recomendaciones proteccionistas del Parlamento Europeo, la Agencia Europea de Medio Ambiente y el Consejo de Europa, poniendo en marcha con carácter urgente actuaciones dirigidas a los sectores más vulnerables de la población (infanto-juvenil, embarazadas, personas de avanzada edad o con enfermedades crónicas) y a los espacios sensibles (guarderías y centros escolares, hospitales y centros de salud, residencias de la tercera edad, parques infantiles), en la línea de las mociones aprobadas por los ayuntamientos de L´Hospitalet del Llobregat (1), y Tarragona (2). Resaltar que las medidas aprobadas por el Ayuntamiento de Tarragona para proteger a la población de la contaminación electromagnética están incluidas en un ambicioso e innovador “plan de rescate ciudadano frente a la contaminación ambiental”.

Prosigue el comunicado que lamenta que el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado, así como al Instituto de la Juventud, colaboradores de este evento, desestimen hacer”campañas de información dirigidas a padres, profesorado y niños para advertir de los riesgos del uso de los teléfonos móviles y de otros dispositivos que emiten microondas”, en la línea de las recomendaciones de la Sociedad Española de Protección Radiológica tal y como ya ha recomendado en el 2011 realizar a los Ministerios de Sanidad, Educación y Medio Ambiente la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, en su Resolución 1815, “los peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el medio ambiente”.

Y es que, aunque muchos lo ignoran, tal y como hemos venido advirtiendo este blog, las recomendaciones vertidas sobre el tema son muchas aunque una de las excusas para no seguirlas es que aún no hay consenso científico. No, aún no. Pero sí hay muchas evidencias contundentes por las que los expertos piden extremar la cautela con esta tecnología. Sobre esto, hace también un comentario el comunicado de la PECCEM.

Dicha Asamblea “lamenta la falta de respuesta a los riesgos ambientales y sanitarios conocidos o emergentes y los retrasos casi sistemáticos en la adopción y aplicación de medidas preventivas eficaces a pesar de las peticiones de aplicación del principio de precaución y de todas las recomendaciones, declaraciones y numerosos avances normativos y legislativos” (este es el caso de la ley aprobada el año pasado en Francia que prohíbe el Wi-Fi en las guarderías francesas). “Esperar a tener pruebas científicas y clínicas sólidas antes de tomar medidas para prevenir los riesgos conocidos puede provocar unos costes sanitarios y económicos muy elevados, como fue el caso en el pasado con el amianto, la gasolina con plomo o el tabaco”. En este marco, queremos resaltar los múltiples posicionamientos proteccionistas de organismos oficiales sanitarios y de protección radiológica a escala mundial (5)

Irresponsable política de digitalización inalámbrica de las aulas

Y es que desde este blog denunciamos la nula información que tienen muchos centros escolares escolares sobre estos riesgos. Y  los que sí están al corriente, es escaso interés que ponen para elegir alternativas seguras como el cable o la fibra óptica en las aulas en vez del wifi que se está usando como herramienta de venta para vender colegios conectados, colegios digitalizados, colegios avanzados, colegios innovadores pero NO COLEGIO SEGUROS. Creemos que va contra los derechos de niños y padres no tener alternativa para elegir  colegios sin wifi, como opción segura para  nuestros hijos. Internet sí, wifi no.

En este sentido, exigimos a los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que garanticen la aplicación del Principio de Precaución de la Ley de Sanidad (6), de obligado cumplimiento para las administraciones públicas, y prioricen la defensa de los intereses de la población escolar frente a las posibles presiones del lobby de la industria de la telecomunicación que defiende sus grandes expectativas de negocio en el ámbito educativo. Queremos trasladar nuestra gran preocupación por el hecho de que la población infantil y juvenil se exponga a radiaciones electromagnéticas de radiofrecuencias a edades cada vez más tempranas y de una manera más intensiva, siendo esto favorecido por la implantación sistemática de dispositivos móviles como herramientas pedagógicas en los centros escolares, fruto de una irresponsable política de digitalización inalámbrica de las aulas.

Llamamiento internacional a la OMS, la ONU y UE

Para terminar la PECCEM critica la  “indiferencia institucional ” mostrada ante el  manifiesto internacional suscrito por científicos independientes de la industria de telecomunicaciones que instan a  la protección urgente de la población, muy especialmente de los niños, frente a la exposición a campos electromagnéticos de antenas de telefonía, wifi, teléfonos móviles e inalámbricos, contadores inteligentes, monitores inalámbricos para bebés y aparatos de tecnología similar, así como de aquellas infraestructuras utilizadas para la distribución de electricidad.

Este último llamamiento fue realizado a la OMS, a la ONU y a sus países miembros, por más de 200 científicos especializados en bioelectromagnetismo con más de 2000 publicaciones en la materia, científicos de la talla de Yuri Grigoriev, máximo responsable del Comité Nacional Ruso para la Protección Contra las Radiaciones no Ionizantes.

En este enlace podéis acceder al vídeo que ha facilitado esta comunidad científica.

En nuestro colegio El Porvenir, en Madrid, no solo estamos preocupados por la subestación. También muchos somos conscientes de los riesgos de tener wifi en todo el colegio,  un riesgo no inferior al de la subestación. Deberíamos valorarlo y pensar en una alternativa segura sin renunciar a internet en las aulas. Los niños son lo primero. ¿O no?

 

 

Anuncios

No estamos solos

Llevamos unos meses sin escribir sobre el tema de la subestación eléctrica de Cuatro Caminos, la que tenemos pegada al colegio El Porvenir, en Madrid. Pero han pasado cosas y sabemos que no estamos solos. Cuando expusimos en Tú Tetuán, Yo Chamberí la necesidad de alejarla del centro escolar por todas las advertencias en materia de salud que hay sobre el tema, recogieron el testigo los casi  500 cooperativistas de Residencial Metropolitan, un proyecto de viviendas algunas en régimen de VVP que tiene previsto instalarse en las cercanías del colegio, por tanto, en la misma zona de las cocheras de Cuatro Caminos y la subestación en la que estamos.

Algunos de estos cooperativistas nos han mostrado su apoyo al llamamiento que hicimos, bien porque algunos son padres de El Porvenir, y otros esperar llevar allí a sus hijos. Así que hace unos meses expusieron a la promotora Ibosa, que desarrollará el proyecto inmobiliario, la inquietud existente sobre la subestación que todos vamos a compartir como vecina y decidieron pedir al Ayuntamiento y Metro de Madrid que la alejaran de su ubicación actual y extremaran las medidas de apantallamiento. Esta y otras gestiones, ya las hicieron algunos padres del colegio previamente sin recibir, no obstante, garantías de compromiso. Pero ellos s e hicieron eco. Por tanto, nosotros, padres de El Porvenir, desconocemos las condiciones en las que supuestamente se desplazará esta subestación aunque nos gustaría conocerlas para unirnos o reforzarlas.

Salvad la cooperativa Metropolitan

Pero ahora, en medio de toda esta incertidumbre que sigue sobre la subestación, nos enteramos de que el proyecto de Residencial Metropolitan se ha paralizado, hecho por el cual los cooperativistas están pidiendo apoyo y firmas a través de esta web.  Nos cuentan que el Ayuntamiento se está acogiendo a una normativa municipal que le permite reclamar para uso propio el 10% de las viviendas que van a construir. En la práctica, esto supondría que el 10% de los socios de la cooperativa se quedasen sin vivienda.

“Desde la cooperativa, le hemos planteado al Ayuntamiento varias alternativas, todas ellas perfectamente legales y habituales. Pero el Ayuntamiento no las acepta, y prefiere echar a 45 socios. Esto pone en peligro la supervivencia de la propia cooperativa, ya que es posible que el resto de los socios decidamos ser solidarios y no continuemos si tenemos que dejar por el camino a una parte de nosotros”, escriben en www.decidemadrid.es, donde nos invitan a adherirnos para ser más las personas que defendamos su proyecto y, de paso, la subestación, algo que nos parece bien, pero insistimos, desconocemos qué condiciones ha negociado Ibosa que, como promotora, no tiene por qué coincidir con las de los padres de El Porvenir.

Esto suena raro

A nosotras esta medida tan repentina nos suena muy raro. ¿Por qué exigirles este requisito cuando el proyecto estaba terminado? Creen los cooperativistas que Ahora Madrid quiere especular con ese terreno. Pero quizás ese 10% que les piden ahora es el terreno necesario para poner la subestación más lejos de lo que inicialmente proyectaron, un alejamiento, por lo que sabemos,  insignificante para el gasto que supone trasladar una subestación de esas características. También por el riesgo disimulado pero consabido que entraña una instalación así en una zona residencial céntrica y con un colegio al lado. Creemos que el Ayuntamiento de Madrid sabe que esa subestación eléctrica del metro de Cuatro Caminos no está respetando la distancia de seguridad exponiendo a nuestros niños a un riesgo totalmente evitable con una gestión transparente y buena voluntad. En un  momento el PSOE se interesó por esto. Ahora ¿no le importa a nadie?

Tabletas seguras para niños

Si  en el último post hablamos del wifi en las escuelas, en éste hablaremos del uso de las tabletas en los colegios. Éste es un tema que pasa desapercibido para la opinión pública pero que, como padres, al menos, deberíamos conocer para poder defender nuestros derechos y la salud de nuestros hijos en su relación con el mundo de las tecnologías inalámbricas. En EEUU hay una asociación nacional que vela por el uso de la tecnología en niños llamada National Association for Children and Safe Technology (NACST) que instruye sobre el uso de tabletas de forma segura, incluido el iPad,al cual dedica una sección de lectura obligada.

La web de NACST es un gran descubrimiento. Centra toda su información en el   impacto que los móviles, wifis y tablets pueden tener en su salud explicándolo con detalle. 10 datos que los padres deberían saber como que los niños absorben más radiación que los adultos es más que suficiente para seguir su lectura. El punto octavo comenta que nadie está ofreciendo condiciones de seguridad para los niños y entre los países con medidas más proteccionistas para los menores, no consta España, mientras otros sí prohíben la venta de celulares a menores de 14 años, anunciarlos en las cadenas en horario infantil o restringir los routers inalámbricos en las escuelas, tal y como ha hecho Francia. 10 mitos sobre la inocuidad de la tecnología inalámbrica esgrime todas las razones por las que popularmente se resta credibilidad o importancia a las advertencias sobre el uso de la tecnología inalámbrica. El mito número 4 comenta la hipótesis de que si la tecnología inalámbrica no fuera segura, nuestro gobierno no la permitiría ni en las escuelas.

También para los profesores hay pautas como limitar el tiempo de uso de las pantallas si hay wifi en el colegio,  desconectar el router cuando no se usa, no permitir que los niños apoyen su portátil o tablet sobre el regazo o las piernas, ni móviles en las aulas. Además, muy importante, capacitar a los docentes para reconocer los síntomas que los CEM, las ondas electromagnéticas, pueden provocar en la salud de los niños. Pero la mejor, que no se instale wifi en las escuelas.

recomendacione wifi profesores

Los padres desconocemos las condiciones de seguridad más mínimas sobre el uso seguro de dispositivos como las tabletas, que, en el caso del iPad, puede tener hasta 5 antenas en su interior emitiendo radiación aunque el router no esté en modo wifi.

antenas en el iPad

Localización de las antenas e el iPad, a la derecha, y texto del manual donde lo advierte Apple, a la izquierda.

Por tanto, para evitar esta radiación innecesaria, aconsejan desconectar previamente el botón Wifi y botón Bluetooth, antes de dejar la tableta al niño, y activar el modo avión. Además seguir otros consejos útiles. Usar la tableta para navegar conectándose a internet mediante cable ethernet conectado a cualquier router o modem estándar. Para ello se necesitará un adaptador ethernet-USB, un adaptador de iPad USB y un hub USB activo. Lo explica en este vídeo.

 

 

Lamentablemente los fabricantes no mencionan esta información ni siquiera en las tabletas destinadas a los niños como la Boing. Que sea de colorines no quiere decir que su tecnología interna haya sido adaptada para el uso infantil. Es algo que tendríamos que exigirles, no solo nosotros como clientes sino también las asociaciones de consumidores como la OCU, algo que en otros países sí han logrado.

  • La primera exigencia es que hagan tabletas para niños con un SAR mínimo, ultra mínimo. El SAR o Tasa de Absorción Específica es la radiación que emite cada modelo de tableta o móvil -con diferencias notables entre algunos modelos- en su cercanía con la cabeza y el cuerpo.
  • Una más sería que el SAR para tabletas infantiles sea diferente del que se aplica a dispositivos inalámbricos para adultos ya que los niños absorben más radiación, por tanto son más sensibles, tal y como advierten los expertos.
  • Otra exigencia es que informen de forma visible de su SAR en el punto de venta para no comprar a ciegas. Igual que ponen la capacidad de memoria del dispositivo, que pongan el SAR.
  • Y otra más, que expliquen estos valores también en las características técnicas.
  • Además los colegios deberían directamente adquirir tabletas con cable en vez de la wifi para navegar por internet, mucho mejor, para hacer uso de esta tecnología de forma segura. Recordemos que la UE y la OMS desaconsejan el uso de la tecnología inalámbrica en niños y la misma Academia Americana de Pediatría que reconoció en agosto de 2013 la vulnerabilidad de los menores frente a los campos electromagnéticos y la necesidad de aumentar las investigaciones en la materia.

Pero las tabletas pueden radiar tanto o más que un móvil. No, no es lo mismo la baja tasa de SAR de un  smartphone Samsung S3 4 G (que en cabeza es de 0,244 W/Kg y en cuerpo de 0,237 W/Kg) que la alta tasa del Sony Xperia S, con un SAR del 1,31 W/Kg en cabeza y 1,07  W/Kg en cuerpo siendo su SAR específico 1,07  W/Kg. Pero si bien Samsung es uno de los fabricantes que ofrece más modelos de móviles con tasas moderadas de SAR,  no todos sus modelos, por lo que hay que ir mirando uno a uno.

Además hay que diferenciar entre el SAR que ofrece EEUU y el SAR que ofrece la UE a la hora de elegir un modelo. Las webs de tawkon.com y www.phonearena.com suelen proporcionar buenos datos sobre esto -la última, en sus fichas de móviles- características que obvian facilitar a sus clientes las telecos porque los móviles en España no muestran entre sus características técnicas su SAR de forma visible con sí hacen en Francia donde el SAR se llama DAS. Además si preguntáis en una tienda de telefonía española por el SAR de un móvil de un móvil o una tableta, o les sonará a chino, u os dirán sin más que no hay que preocuparse por el SAR.En España, esta información no es visible y te lían para que no resulte fácil de encontrar.

Pero, volviendo a las tabletas para niños, mejor ver este vídeo sencillo, una traducción de uno australiano de Escuelas Sin Wifi, sobre el uso de estos dispositivos y sus efectos en los niños. ¿Les resulta tan difícil a los fabricantes hacer tabletas seguras para los niños?

 

Escuelas sin Wifi: internet sólo por cable

¿Tienes wifi en casa? ¿Lo tienen tus hijos en el colegio? Entonces te interesará este post en el que queremos empezar por declarar que NOS GUSTA LO INALÁMBRICO. Pero, en el caso del wifi, nos inquieta la falta de información que circula entre los padres sobre éste y su uso en los colegios, así qué, sabiendo ya lo que sabemos, que no es tan bueno, LO INALÁMBRICO NOS GUSTA UN POCO MENOS.  En los últimos años la comunidad internacional ha lanzado advertencias sobre el uso del wifi en las escuelas pero las autoridades (Educación y Sanidad) tienen la boca cerrada. ¿Habéis visto alguna campaña informativa en los colegios o en los centros de salud españoles? De él NO nos cuentan nada aunque la información documental y  las recomendaciones científicas rebosan y abundan en el tema puntualizando que el wifi no es para los niños. Más adelante lo explicamos.

El wifi parece ser un instrumento de doble filo que llega a nuestros hogares, empresas y colegios sin folleto informativo, sin prospecto, sólo con la promesa de una buena cobertura inalámbrica que nos permitirá estar a la última en tecnología diciendo adiós a los incordiosos cables. No es que Movistar, Orange o Vodafone deban contarnos todas las verdades del wifi (sí las técnicas) pero sí el Ministerio de Sanidad debería explicarnos  cuáles son sus efectos en la salud -porque los tiene- y, ya que lo ponen en las escuelas, también el de Educación. En nuestros posts y en la categoría Zona Wifi damos acceso a varias informaciones sobre el tema recogidas por la prensa española.

El wifi no es cosa de niños

¿Pueden los bebés y niños estar cerca de un router? ¿A qué distancia? ¿Cuánto tiempo? ¿Es inocuo el wifi para los niños, las embarazadas, los ancianos, los enfermos de cualquier patología? ¿Tiene efectos secundarios, enfermedades asociadas o síntomas a corto o medio plazo?  ¿Nos indemnizarán si nos afecta un día? Porque los últimos descubrimientos arrojan datos como el que hace unos meses reveló un consultor de la Organización Mundial de la Salud, John Goldsmith, quien asegura que la radiación del wifi provoca el 47,7% de los abortos involuntarios, según recogía el diario económico español La Gaceta.También hay escuelas en Francia o Inglaterra que lo están quitando.

Un reportaje publicado en Interviú retrata esto y la lucha de los coles que no quieren wifi (enlazo a la revista y al reportaje recogido en las redes). También de ello dio cuenta al Gobierno el colectivo Escuela Sin Wifi en 2012, tal y como refleja este enlace a Ecologistas en Acción. En nuestra zona wifi, podéis leer varios documentos extraídos de la prensa relacionados con el wifi y la salud de los niños. Nuestro colegio, El Porvenir, lo tiene en todas las aulas de Primaria y creemos que también en el nuevo aulario aunque las pizarras digitales sí van por cable. Pero también muchos colegios de Tetuán y Chamberi han instalado el wifi algunos de los cuales tienen routers en las mismas aulas, wifi industriales que pueden tener mayor cobertura que los domésticos, incluso. ¿Están enterados los directores de los colegios de todas estas cosas o se las saltan?

Podríamos pensar que si el wifi está en todos los rincones de nuestra vida es porque es inocuo y apto para todos. Pero no es así a la luz de toda la información aparecida en prensa en los últimos años. El wifi no es para niños (ojo, tampoco los celulares). Tiene su público vulnerable, no puede estar todo el día encendido, menos por la noche, produce síntomas y, para más inri, si te ves afectado, o no le vas a echar la culpa al trasto, o, cuando preguntes al médico, no va a saber relacionarlo porque esas ondas que no se ven no figuran aún en su lista de posibles desencadenantes como el azúcar para los diabéticos. Aquí nadie sabe nada y los que lo saben, lo ignoran o no lo cuentan. Pero la información ésta ahí y es pública.

 

Principio de precaución y campañas de información

La  Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa  alertó de esto en 2011 y dijo que cuidado, que seamos precavidos, que los gobiernos informen a los ciudadanos de que el wifi tiene efectos en la salud que respaldan muchos estudios científicos independientes, no los pagados por las teleoperadoras que si te pueden colocar un wifi con 2 antenas en casa, mejor que el de una. De hecho, nos colocan directamente los de 2 antenas. El mio, de Orange, tiene 2 con un alcance de 200 metros cuando mi casa no mide ni la mitad. Pedí el de una. Imposible. Para ellos, mejor 2 sino, nada de router nuevo. Movistar le ha hecho lo mismo a mi cuñado. No hay opción B.

Esta recomendación de evitar el wifi en los niños viene avalada por la  Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), dependiente de la OMS y recomienda que NO DEBE ESTAR EN LAS ESCUELAS, EN LOS COLEGIOS, EN LOS HOSPITALES, donde hay público vulnerable.  Tal y como se expresa en la Resolución 1815, la UE pide a los gobiernos diseñar e implementar, en el ámbito de los diferentes ministerios (Educación, Medio Ambiente y Sanidad), campañas de información dirigidas a enseñantes, padres y madres y niños. Esto es a lo que me refería al principio del post.

Pero ¿sabemos los padres todo esto? La mayoría no. Como nosotras no lo sabíamos, igual que otros muchos padres, profesores y directores de centros educativos, compartimos con vosotros un par de vídeos muy sencillos y explicativos donde hablan del uso del wifi en los colegios.

El primero es un vídeo muy claro  sobre el tema con personas relevantes en España explicando cómo puede afectar el wifi a la salud de los niños en las escuelas. Está traducido por la Fundación Vivosano, promotora de la campaña Escuelas Sin Wifi que recoge  toda la información científica y legal sobre esto. Desde el inicio de la campaña ofrece charlas informativas a los padres que lo soliciten en sus colegios para que expertos en el tema expliquen todo esto.

El segundo  vídeo, también muy didáctico, aporta información científica, legal y técnica, algo de agradecer para no tener, de repente, que perderse en una marea informativa.Y este es un enlace a la página de Facebook de Escuelas Sin Wifi con información actualizada sobre el tema.

Estos vídeos, fundamentales para entender los entresijos de nuestro desconocido wifi, deberían pasarse entre todos los padres sin fobias ni prejuiciios. Nuestros hijos pueden aprender a programar o crear videojuegos y pueden seguir su camino de nativos tecnológicos sin rechazar los avances pero con plenas garantías de que no hay ningún wifi ni nada, por muy avanzado que nos digan, que pueda interferir en su salud y sus vidas. Hay muchas escuelas en España que se han pasado al cable o han exigido cablear algunas aulas o el centro entero.  Son las menos, sí, y las más informadas, también. Estas se han leído esa letra pequeña que a nosotros no nos cuentan.

¿Tiene el colegio de tu hijo wifi todo el día en el aula? ¿Dónde está el router: en el pasillo, en su misma clase? ¿A qué distancia de sus cuerpos? ¿Te ha pedido el colegio permiso para instalarlo? ¿Os han explicado todo lo que cuentan los vídeos? ¿Conoce el centro y los profesores todo esto? ¿Cuenta tu distrito con colegios libres de aulas con wifi o la única alternativa es que tu hijo estudie sin opción a internet por cable? ¿Estaría tu AMPA dispuesto a valorar esta información y la opción de Colegio sin Wifi al distribuir esta información?  ¿Apostaría por el cable si se planifica? ¿Temes que te traten de raro si abordas el tema? Nosotras estamos convencidas de que muchos padres acogerán esta información con interés y otros polemizarán pero para eso la ponemos en vuestras manos, para que todos los padres escojamos wifi en el colegio libremente. Hoy día el wifi es una imposición.

Cuida tu piel con Sanitas: el wifi y el móvil aceleran el envejecimiento

Hay que ver qué cinismo se cuece en ciertas instancias, por ejemplo, en la Sanidad –pública o privada- que cuida de nosotros si les interesa. Si no, “tómese usted un café con sus amigas y se le quita todo lo que tenga” porque ahora muchos médicos parecen psicoanalistas cuando se disponen a administrar consejos que deberían ser estrictamente médicos.   Muchos, en vez de aplicar doctrina paternalista deberían tener en cuenta que en nuestro mundo cambiante los factores medioambientales influyen en nuestra salud más que nunca y eso está incidiendo nocivamente en el bienestar de todos. Ahora me explico…y aclaro que  mi enojo no obedece a que hoy tenga la regla. Es que odio las mentiras encubiertas.

La newsletter que me ha llegado hoy de Sanitas me ha puesto de muy mala leche. Me la ha reenviado una cuñada, que pertenece a esta aseguradora médica, y la hemos girado entre unas cuantas amigas para partirnos de risa –una risa afilada y lobezna- deseando profundamente que alguien invente una crema facial antiwifi y otra antimóvil pantalla total, a ser posible, porque de wifis, smarthophone y antenas estamos rodeadas. Con muy buen criterio Sanitas recuerda a sus mujeres socias que “la exposición prolongada a redes wifi y smarthphones acelera el envejecimiento”. ¡Ostris! ¿Y eso? ¡Nunca me lo había dicho mi médico! Y nos explica que “la tecnología nos ayuda pero también nos envejece más rápido”. Y es que “una exposición prolongada a redes wifi crea una red a nuestro alrededor que aumenta el estrés oxidativo volviendo nuestra piel más opaca y menos tersa y acelerando el proceso del envejecimiento”. Por eso “la mejor medicina para la piel es el descanso”. ¿Sugieren acaso usar menos estos artilugios? No tanto, que los socios de Sanitas pueden acudir en estampida a sus hospitales y consultas alertados por tan “atrevido consejo” o pretender que en la póliza se recojan los daños en la salud provocados por esta tecnología, algo diferente si hablamos solo de arrugas.

Así que prosiguen aconsejándonos no “utilizar dispositivos y redes dos horas antes de ir a dormir” porque “disminuye los niveles de melatonina en sangre alterando nuestros ritmos circadianos lo que provocará un mal descanso. Dale un respiro a tu piel y si tienes wifi en tu dormitorio, apágalo cuando vayas a dormir”, concluye. Y yo añado, porque se les ha olvidado, que tampoco hay que dormir junto al móvil o al lado de un inalámbrico, ni dejar que los niños jueguen con el smarthphone o meterles las antenas del wifi en las aulas porque ellos también tienen piel, los pobres. Si no, mirad  este reportaje publicado en el suplemento “A tu salud”, del periódico La Razón. Y en este otro de ABC se explica los problemas que puede producir el wifi también en niños por lo que algunos países como Francia lo prohibirá en las guarderías y lo limitará en las escuelas. 

Aunque maquillado, lo que dicen es cierto. Me siento emocionada porque Sanitas cuide de las mujeres más que la Sanidad pública cuida de sus mujeres, sus abuelos y sus niños, los cuales también tienen el wifi en los colegios -hasta en las aulas- sin importar que se nos oxiden ni por dentro ni por fuera, exponiéndoles a un desgaste celular antinatural al evitar tomar cualquier precaución sobre esta tecnología.  Hace unas semanas hablaron de esto en El Escarabajo Verde, el programa de La 2 de TVE, podéis verlo.  Aunque las ondas no se vean ni se huelan, como las AUSONIA, actúan por dentro, como los ACTIVIA. Todos estamos rodeados de ondas electromagnéticas, palabrita tabú que esta newsletter no menciona aunque se refiera claramente a ellas. Se les ha olvidado incluir que la potencia de las antenas de móviles que nos rodean también contribuye a ese “desgaste de la piel”, otro factor a incluir en el mensaje de Sanitas si no diera tan mal rollo, mientras el wifi y el smarthophone lo hemos elegido nosotros, lo otro,  no.

Ha tenido que ser Sanitas, una empresa dispuesta a curarte cuando el Smartphone o el wifi te estropeen, quien nos explique sutilmente y en clave de “consejos de belleza” cómo esta tecnología tiene efectos en la salud. Canto victoria por haber llegado a este punto. Si Sanitas se acerca al tema, aunque sea de esta manera, ahora espero ilusoriamente que en mi ambulatorio cuelguen próximamente un poster informativo alertando sobre los usos correctos que hay que hacer de esta tecnología, las advertencias y sus efectos secundarios -en adultos y niños- igual que hacen con las campañas de vacunación o el cáncer de mama. Lo digo en serio. Háganlo ya. Es necesario. ¿Habrá que esperar una década como a que quiten las antenas a mansalva de la Dehesa de la Villa, nuestro gran parque de Tetuán?

Gracias igualmente a Sanitas por informar veladamente sobre esta cuestión tan seria de la que ninguna autoridad quiere hablar ni siquiera la Sanidad pública. Silencio administrativo se llama esto. Mientras algunas mujeres intenten declarar la guerra a sus arrugas otras googleando este “mensaje comercial” descubrirán que detrás de esto hay más tela. No somos tontas. Debajo os dejo un par de vídeos muy claros y didácticos sobre este tema por si queréis profundizar, algo de lo que también hablo en este post.

sanitas el wifi envejece tu piel

PROBLEMA DEL WIFI EN LAS ESCUELAS:

EXPLICACION DE LOS EFECTOS DEL WIFI EN LOS NIÑOS: